Saltar al contenido

10 Técnicas para fomentar el pensamiento crítico

A la hora de educar, no hay que basarse simplemente en conceptos teóricos que descubrió otro, memorizarlos y resolver los problemas que se resuelven con ese concepto teoríco. También hay que tener en cuenta aspectos como la importancia de las emociones al educar, la educación de los valores en el aula (sumamente importante, aunque igual o más de importante en los hogares) o educar respetando la diversidad cultural, entre otros. Y a su vez, yendo a algo más académico, es más importante que el alumno APRENDA más allá de que SEPA algún tema. Y esto se logra con el pensamiento crítico, es decir, que se plantee preguntas, cuestione lo que dice el profesor y trate de comprender por si mismo lo que le están enseñando. Hay 10 ténicas para fomentar el pensamiento crítico.

10 Técnicas para fomentar el pensamiento crítico

  1. Hacer preguntas del tipo “¿Qué pasaría si…”?, “¿Cómo es posible que…?” que ayuden a clarificar y reflexionar sobre los aspectos más importantes.
  2. Utilizar gráficos y oraciones sencillas que introduzcan o enfoquen el tema planteado.
  3. Exponer distintos puntos de vista de un mismo tema
  4. Activar la participación de los alumnos de manera “azarosa”. Se puede usar tarjetas, por ejemplo.
  5. Fomentar que los alumnos se conozcan entre ellos (más que nada los que no son amigos)
  6. Hablar menos para hacer que los alumnos piensen más. Pausas en las clases para que ellos reflexionen siempre sirve.
  7. Utilizar el método socrático para generar debates sobre cierto tema en cuestión, muy parecido al punto 1.
  8. Fomentar el trabajo en grupo: una vez que se conocen los alumnos, generar trabajos para que deban hacerlo en equipo y en donde luego deban ponerse de acuerdo para realizar una presentación
  9. Promover la “correción de a pares”, es decir, que no sólo te corrija el profesor sino que también el compañero que tenes al lado.
  10. Utilizar la técnica de la clase invertida, en donde los trabajos de lectura, búsqueda de información y archivación se realiza en la casa y en el aula solo se debaten, ponen en comun y redondean los aspectos conseguidos.

Si se pueden aplicar estas técnicas, lo más probable es que tengas éxito en conseguir que el alumno tenga un pensamiento crítico o que el alumno pueda aprender de una manera distinta.