A la historia la construyen los hombres.

Anuncios patrocinados


"historiadores" "disciplinas" "procesos históricos"
A la historia la construyen los hombres.

A diario leemos noticias, vivimos sucesos para nosotros cotidianos y  no dimensionamos que estos hechos luego serán parte de la historia.  Esto es así, porque a la  historia la realizan hombres y mujeres muy similares a nosotros. Si pretendemos dar respuesta a la pregunta ¿quienes hacen la historia? ya tenemos un primer esbozo: son los hombres y mujeres. Sin embargo existe una ciencia que se ocupa de escribir la historia y divulgarla. Ahora nos proponemos indagar ¿Cuál es el objetivo de la historia? y ¿de qué modos se reconstruyen los acontecimientos históricos?.

Para dar respuesta a nuestra primer pregunta debemos señalar  que es la historia junto a otras ciencias auxiliares la encargada de reconstruir el pasado humano. La misma surge a partir del interés de los hombres modernos por explicar de que manera sus sociedades se conforman, se organizan y se modifican.  Recordemos que en las sociedades antiguas el modo en que explicaban  su realidad era a través de los mitos o leyendas.

La historia se encarga de investigar hechos que sucedieron en el pasado, para indagar que acciones les dieron origen y cuales fueron sus consecuencias.  De este modo el historiados busca tener una visión de los cambios y continuidades de la sociedad a lo largo de los años. Algo a resaltar es que el historiador no estudia solo lo que le interesa sino que busca mediante la interrelación de los hechos comprender los procesos históricos y no los acontecimientos aislados. El gran desafío de los historiadores es la imposibilidad de reproducir los sucesos de la historia en el laboratorio como si hacen químicos, físicos, matemáticos probando sus hipótesis.

El modo en que los historiadores reconstruyen hechos del pasado  es a través de la recolección de testimonios que den cuenta de la actividad de los hombres. Estos pueden ser piedras, herramientas, fotografías, textos, cartas, etc.  Los testimonios son luego transformados en  fuentes históricas mediante los cuales van refutando o comprobando las hipótesis que elaboran para explicar los hechos.



Artículos relacionados:




» »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *