Saltar al contenido

Absorción de gases – Variables de diseño y operación

A la hora de llevar adelante un proceso de absorción y diseñar una torre rellena, han de tenerse en cuenta ciertas variables. Por una lado el solvente a elegir, como vimos en “Absorción de gases – Características del solvente” y por el otro aquellas variables que hacen al equipo.

*Pureza del producto: La concentración del soluto debe ser alta para que no se dificulte una mayor purificación posterior.

*Relación entre flujo de fases (L/G): Se calcula y el objetivo es que la recta de operación sea lo mas paralela posible a la curva del equilibrio, para que se mantenga en una valor elevado la fuerza impulsora y exista una buena transferencia de materia.

*Temperatura de operación: Depende de la solubilidad del soluto en el solvente y es un factor experimental. La solubilidad de cualquier gas depende de la temperatura. A mayor temperatura menor es la solubilidad. Generalmente, la disolución de un gas tiene como resultado liberación de calor, por ello en la mayoría de los casos la solubilidad de un gas decrece al aumentar la temperatura. Cuando se está en presencia de soluciones diluidas (porcentaje del soluto menor al 5%), los efectos de la temperatura pueden despreciarse. Dado que la solubilidad disminuye con el aumento de la temperatura, debe mantenerse la torre a baja temperatura. Esto puede lograrse con anillos refrigerantes o sacando parte del líquido enfriándolo y devolviéndola la torre.

*Caída de presión: Las torres de absorción se diseñan para una caída de presión entre 0,25 y 0,50 pulgadas de agua por pie de relleno. Su valor está relacionado con el flujo de gas (mitad de la velocidad de inundación) y puede calcularse mediante la ecuación de Ergun.

*Altura de la torre: Es un factor que se calcula y tiene que ver con el porcentaje de recuperación que quiere alcanzarse de soluto.