Anatomía y biomecánica de la columna vertebral

Anuncios patrocinados


anatomia-columna-vertebral_image005En algún momento hemos hablado aquí sobre cuestiones básicas e importantes del cuerpo humano como, por ejemplo, su propio metabolismo y las funciones del aparato circulatorio. También hemos mencionado a los huesos de nuestro esqueleto y sus características de mayor importancia. Hoy nos toca hacer un enfoque más rudimentario en lo que es el eje de nuestro cuerpo: anatomía y biomecánica de la columna vertebral será nuestro tema del día de hoy.

La Columna Vertebral

Como bien debes saber, nuestra columna vertebral tiene como principales componentes a las vértebras, las cuales están todas compuestas por el mismo número de elementos básicos -exceptuando las primeras, que son las cervicales-. Lo que recubre por fuera a las vértebras es el hueso cortical, el cual resulta denso, sólido y muy resistente. Por dentro de las mismas encontramos un hueso esponjoso, mucho más débil que el cortical y compuesto por tejidos cuyo aspecto físico es muy similar al de una panal. Es importante saber que la médula ósea de cualquier ser humano se encuentra ubicada dentro de las cavidades de ese hueso esponjoso.

Veamos cómo se componen las vértebras de nuestro esqueleto.

  • Cuerpo vertebral. Esta es la parte más amplia de cualquier vértebra, la porción mayor. Si se la observa desde lo alto, se le puede ver una forma algo ovalada. Haciendo una mirada lateral, el cuerpo de la vértebra tiene la forma de un reloj de arena, significando esto un mayor grosor en los extremos que en la parte media. El mismo se encuentra recubierto por un hueso cortical, y en su interior, como ya dijimos, hueso esponjoso.
  • Pedículos. Se trata de dos apófisis cortas, formadas de hueso cortical por afuera y esponjoso por dentro. Las mismas constituyen la parte posterior del cuerpo vertebral.
  • Láminas. Se trata de dos placas óseas, planas, que se extienden a ambos lados de los pedículos y se fusionan en la línea media.
  • Apófisis. Tres tipos de apófisis: articular, transversa y espinosa. Las mismas sirven como punto de conexión entre ligamentos y tendones.

Importante es conocer que las cuatro apófisis articulares de nuestro esqueleto se vinculan a las apófisis articulares de las vértebras adyacentes, formando de esta manera articulaciones facetarias. Las mismas, en combinación con los discos inter-vertebrales, son las que originan el movimiento de la columna.

Por su parte, la apófisis espinosa se extiende en forma posterior desde el punto en que se fusionan las dos láminas, actuando a modo de palanca para activar el movimiento vertebral.

  • Placas terminales. Los extremos de cada cuerpo vertebral se encuentran recubiertos por placas terminales, tratándose de estructuras complejas que se entrelazan formando el disco inter-vertebral para dar soporte a la columna.
  • Agujero inter-vertebral. La superficie posterior e inferior de los pedículos poseen una pequeña escatadura. Cuando las vértebras se fusionan una encima de la otra, dichas escotaduras forman un área que se denomina agujero inter-vertebral. Es un área de gran importancia pues a través de ella se ramifican las raíces nerviosas de la médula espinal hacia el resto del cuerpo.

Las articulaciones de la columna vertebral, denominadas articulaciones facetarias, están ubicadas por detrás del cuerpo vertebral, más precisamente en la cara posterior. Las mismas brindan ayuda a la columna en momentos de flexión, así como también cuando resulta necesario girar o extenderse en distintas direcciones. A pesar de facilitar el movimiento en varias oportunidades, también lo limitan si sienten una presión mayor, sucediendo esto en movimiento de hiper-extensión o hiper-flexión.

Cada vértebra posee dos articulaciones facetarias. Cada una de las mismas se encuentra rodeada por una cápsula de tejido conectivo que produce líquido sinovial, alimentando y lubricando la articulación. Las superficies de la articulación se encuentran recubiertas por un cartílago que les permite efectuar el movimiento de manera uniforme.

Por otro lado, entre cada uno de los cuerpo vertebrales se ubican, como ya dijimos, los discos inter-vertebrales. La función principal de los mismos es amortiguar los esfuerzos e impactos a los que se expone el cuerpo durante el movimiento, además de evitar que haya desgastes por fricción entre las vértebras. Se trata de las estructuras más grandes del cuerpo humano, capaces de rechazar un aporte vascular.

anatomia-columna-vertebral_image006

Cada disco se compone de un anillo fibroso y un núcleo pulposo. Por su parte, el anillo es una estructura rígida que encierra al núcleo pulposo, tratándose de una estructura gelatinosa que brinda estabilidad de rotación a la columna, además de ayudarla a resistir el esfuerzo de compresión.

Médula espinal y las raíces nerviosas

La médula espinal del cuerpo humano es una estructura delgada con forma cilíndrica y muy pequeña. Comienza inmediatamente por debajo del tallo cerebral, extendiéndose hasta la primera vértebra lumbar. A partir de aquel punto, la médula se mezcla con el cono medular. Es importante saber que las raíces de los nervios vertebrales son los responsables de la estimulación del movimiento y las sensaciones que se producen en nuestro organismo.  

El cerebro, junto con la médula espinal, constituyen nuestro Sistema Nervioso Central. Las raíces nerviosas surgen de la médula espinal-canal medular, ramificándose por todo el cuerpo para formar el Sistema Nervioso Periférico.

En la región medio de las vértebras podemos encontrar el canal medular, el cual aloja a la médula espinal y a los agujeros inter-vertebrales. 

Tipo de Estructura Neural

Papel/Función

Tallo Cerebral Conecta la médula espinal con otras partes del cerebro.
Médula Espinal Transmite los impulsos nerviosos entre el cerebro y los nervios vertebrales.
Nervios Cervicales (8 pares) Innervan la cabeza, el cuello, los hombros, los brazos y las manos.
Nervios Torácicos (12 pares) Conectan porciones del abdomen superior con los músculos que de la espalda y el tórax.
Nervios Lumbares (5 pares) Innervan la espalda baja y las piernas.
Nervios Sacros (5 pares) Innervan los glúteos, piernas y pies, así como las áreas genitales y anales del cuerpo.
Dermatomas Áreas de la superficie cutánea que son abastecidas por las fibras nerviosas de una raíz vertebral.

Por otro lado tenemos también a los ligamentos y los tendones, considerados como bandas fibrosas de tejido conectivo que se insertan en los huesos. Los mismos tienen la función de conectar a dos o más huesos, además de brindar ayuda al momento de estabilizar las articulaciones. 

El sistema de ligamentos de nustro cuerpo humano, más precisamente los correspondientes a la columna vertebral, en combinación con los tendones y los músculos, brindan una gran refuerzo que protege a la columna de posibles lesiones. 

Nombre del Ligamento

Descripción

Ligamento Longitudinal Anterior (ALL, por sus siglas en inglés) Un importante estabilizador de la columna De aproximadamente una pulgada de ancho, el Ligamento Longitudinal Anterior recorre toda la columna, desde la base del cráneo hasta el sacro. Conecta la parte frontal (anterior) del cuerpo vertebral con la región frontal del anillo fibroso.
Ligamento Longitudinal Posterior (PLL, por sus siglas en inglés) Un importante estabilizador de la columna De aproximadamente una pulgada de ancho, el Ligamento Longitudinal Posterior recorre toda la columna, desde la base del cráneo hasta el sacro. Conecta la parte trasera (posterior) del cuerpo vertebral con la región posterior del anillo fibroso.
Ligamento Supraespinoso Este ligamento une la punta de cada apófisis espinosa con la siguiente.
Ligamento Interespinoso Este delgado ligamento se une a otro, denominado ligamento amarillo, que recorre la parte más profunda de la columna vertebral.
Ligamento AmarilloEl más resistente de todos Este ligamento, llamado amarillo, es el más fuerte de todos. Va desde la base del cráneo hasta la pelvis – por enfrente y por detrás de las láminas – y protege la médula espinal y los nervios. El ligamento amarillo también rodea las cápsulas de la articulación facetaria.

anatomia-columna-vertebral_image007

Por último, antes de terminar y habiendo hecho un recorrido por las anatomía del eje central de nuestro cuerpo humano, veremos cuál es la biomecánica de la columna vertebral.

Los movimientos naturales de la columna vertebral son los siguientes:

  • Flexión. Movimiento anterior de la columna. Se mueve desde la región lumbar hacia la pelvis.
  • Extensión. Es el regreso de la flexión, o el movimiento posterior de la columna. Se mueve desde la región cervical de la cabeza hacia el tórax, mientras que en la región lumbar, el tórax se separa de la pelvis.
  • Flexión o inclinación lateral – derecho o izquierdo-. La cabeza se mueve de manera lateral hacia los hombros, y el tórax se mueve hacia la pelvis.
  • Rotación -derecho o izquierdo-. Movimiento rotatorio de la columna en un plano horizontal.
  • Reducción. Movimiento de retorno desde la flexión lateral a una posición neutra.





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *