Saltar al contenido

Árbol de Navidad

Hoy es 8 de diciembre y se arma el arbolito, pero ¿sabemos por qué?, bueno en esta entrada te cuento el origen de esta tradición y otros detalles.

El árbol de Navidad se arma el día de la Inmaculada Concepción de María, y lejos de lo comercial que quizás vemos cada vez más en estas fechas, en sus inicios esta costumbre estaba ligada a la religión, esperanza y fe.

Esta costumbre nació hace siglos, en la antigüedad los germanos creían que los Astros como la tierra pendían de un árbol gigante: el Divino Idrasil, y para celebrar el solsticio de invierno decoraban un roble con antorchas y hacían bailes alrededor de este. En el 740 San Bonifacio –evangelizador de Alemania e Inglaterra-, derriba este roble y lo reemplaza por un pino que tenia como significado el amor eterno de Dios, y se adornaba con manzanas y velas.

Al ser un árbol perenne representa la vida eterna, y su forma de triángulo a la Santísima trinidad. En la Edad Media esta tradición se extendió por el viejo mundo y luego a América. Ahora si hablamos del primer arbolito de navidad tal como hoy lo conocemos podemos decir que se vio en Alemania en 1605, y así esto se extendió a otros países.

Ahora ¿querés saber qué significado tiene cada adornito?

-Las bolas representan los Dones que Dios les da a los hombres. Las de color azul simbolizan el arrepentimiento; las rojas, las peticiones; las doradas, albanzas; y las plateadas, agradecimiento.

-La estrella. Es habitual ponerla en la punta,  representa la fe que guía nuestra vida.

-Cintas y moños. Simbolizan la unión familiar y la presencia de nuestras personas queridas alrededor de todos estos dones.

-Angelitos. Son los mensajeros entre nosotros y el cielo.

-Las luces. No importa el color o si se prenden y se apagan. Ellas tienen un sentido, y es el de iluminar nuestro camino en la fe.

La tradición es cada año armar el árbol en familia, y agregar al menos un adorno nuevo al árbol como significado de buena suerte.