Saltar al contenido

Bansky crea su propia versión de Disneyland

dismaland

Arte, Arte, Arte dijo la Minujín. Amada por los plebeyos en antaño. Representada por monigotes por los cavernícolas de mas antaños. Montañas de colchones juntos gracias a una argentina. Rayas negras en fondo blanco que se vende por millones. Representaciones que no entendemos ni nos gusta pero que nos quedamos minutos mirando porque otro dice que lo entiende y le gusta. Y podría seguir. El arte siempre fue controversial. De hecho, cuanto más controversial sea el arte, mejor es (para algunos). Así el representante del arte controversial británico hoy en día es Bansky, mundialmente conocido que ahora presentó su obra más grande hasta ahora, en conjunto con otros artistas. Bansky realiza en Weston-Super-Mare una obra gigante llamada «Dismaland», que es la versión propia de Bansky de Disneyland, mucho más oscuro, tétrico y «transformado» de lo que es, para los dueños del parque original en Orlando, «el lugar más feliz sobre la tierra».

Bansky presenta su propia versión de Disneyland gracias a obras de él en conjunto con otros artistas, como son Axel Void, Josh Keyes y Polly Morgan. En contraste con el título americano, el autor ha declarado que el parque es “la atracción turística más decepcionante del Reino Unido”. Para demostrar que este es el caso, entre las obras se puede ver una versión distorsionada de La Sirenita, la carroza de La Cenicienta toda distorsionada, actores y músicos que trabajan desganados o el mismísmiso castillo de Disney todo en ruinas.