Saltar al contenido

Brújula: historia y funcionamiento

historia de la brújula
brújula

Durante muchos años los marineros y exploradores se las rebuzcaron para orientarse durante sus viajes. Algunos utilizaban la ubicación del sol, otros las distitnas costelaciones y otros distintos compaces. Todo era medio complicado, hasta que se inventó la brújula. Los que utilizaron las primera brújulas fueron los navegantes chinos. Se cree que le idea surgió de ver como distintas piedras con propiedades magnéticas, al flotar sobre madera se orientaban mirando al norte.

La brujula actual es una aguja imantada ubicada sobre un soporte vertical que permite su giro. Este imán es atraído por el polo sur magnético y como consecuencia la aguja apunta siempre al norte. Conociendo la ubicación del norte es posible conocer todos los puntos cardinales.

brujulas
Sirven para la orientación

Cabe remarcar que el funcionamiento de las brujulas es posible, porque la tierra es un imán gigante, con un campo magnético muy potente que puede atraer distintas partículas. Cabe remarcar que exactamente no apunta hacia el norte, ya que en realidad el sur magnético no coincide con el norte geográfico, sino que esta levemente desplazado.