Calor específico y capacidad calorífica

Anuncios patrocinados


Para el estudio de los cambios de calor de los procesos físicos y químicos, deben tenerse presente dos conceptos: calor específico y capacidad calorífica. La calorimetría, es el estudio de los cambios de calor. La medición en el laboratorio de dichos cambios se realiza mediante un calorímetro (recipiente cerrado).

El calor específico de una sustancia es la cantidad de calor que se requiere para elevar un grado Celsius la temperatura de un gramo de la sustancia.

La capacidad calorífica de una sustancia es la cantidad de calor que se requiere para elevar un grado Celsius la temperatura de una determinada cantidad de la sustancia. El calor específico es una propiedad intensiva, mientras que la capacidad calorífica es una propiedad extensiva.

La relación entre ambas propiedades es:

C= ms

donde: C es la capacidad calorífica, m, la masa de sustancia y s el calor específico.

Si se conoce el calor específico y la cantidad de una sustancia, puede determinarse el calor necesario absorbido o liberado, que se requiere para la llevar la temperatura de una sustancia desde una temperatura inicial, Ti, hasta una final, Tf.

Q= m*s*(Tf – Ti)

Q= C*(Tf – Ti)

El convenio para el signo de Q es igual que para el cambio de entalpía; Q es positivo para procesos endotérmicos, y negativo para procesos exotérmicos.



Artículos relacionados:




» »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *