Saltar al contenido

Cómo murió Alejandro Magno

Uno de los grandes referentes de la historia Antigua es Alejandro Magno, un joven conquistador que a la edad de 30 años ya había dominado más de 60 ciudades y las manejaba a su encanto. Nació en una Grecia que, además de ser pionera en las matemáticas y la democracia, fue el lugar donde nació y se crió bajo las enseñanzas de Aristóteles, convirtiéndolo en el hombre que llegó a ser. Pese a semejante currículum, Alejandro dejó este mundo mediante una serie de síntomas y un rápido decaimiento que hizo sospechar a todo el mundo enseguida de que había sido envenenado, y ese es el conocimiento general. Pero luego de hacer investigaciones sobre cómo murió Alejandro Magno, los historiadores han llegado a conclusiones sorprendentes.

Alejandro Magno

Se pensaba que Alejandro Magno murió o envenenado o de malaria, pero ahora se afirma que la causa de la muerte de Alejandro Magno seguramente es la fiebre tifoidea. Alejandro murió luego de celebrar varios banquetes e ingerir mucha cantidad de vino. Al tomarse la ultima copa, atribuyó un fuerte dolor estomacal como “si alguien le hubiese clavado una flecha en el hígado”. Además, también se dice que fue preso de una fiebre altísima.

Un equipo médico liderado por Dr. David W Oldach, de la Universidad de Maryland Escuela de Medicina ha declarado que, segun los sintomas que se describieron (aunque no son de fiar, ya que fueron descritas como dos o tres siglos despúes de dicha muerte) lo más probable es que no haya sido envenenado por el vino Alejandro sino que murió de fiebre tifoidea, una enfermedad que proviene de ingerir alimentos en mal estado o beber agua contaminada, o también por falta de higiene.

De todas maneras, va a ser dificil comprobar esto ya que el cuerpo de Alejandro Magno está perdido. Embalsamado, fue secuestrado en Macedonia y su paradero es uno de los grandes misterios de la arqueología actual.