Saltar al contenido

Cómo se compone la Caja Torácica

Cuando uno se toma el trabajo de estudiar al cuerpo humano en la Anatomía se puede realizar distintos enfoques: ¿estudio todos los componentes de cierto miembro del cuerpo, como por ejemplo el brazo (recomiendo entrar a esta nota de los músculos del brazo, por cierto) o mejor analizar todos aquellos componentes que son similiares en estructura o función, como todos los huesos o todos los músculos? Después ya entramos en un estudio sistemático en relación a la función que poseen y cómo la realizan, como el sistema circulatorio. En Neetescuela hemos estudiado músculos y huesos usualmente juntos según qué tipo de parte estemos hablando, como los músculos y huesos de la pelvis humana. En este caso haremos algo similar, pero hablando de cómo se compone la Caja Torácica.

Huesos de la caja torácica

Cuando hablamos de los huesos de la caja torácica, tenemos bastante tela para cortar. En términos generales. nos referimos a la caja torácica a esa “bolsa” de huesos que protege a los órganos más importantes en el pecho, como los pulmones y el corazón. Si delimitamos esta caja con ciertos límites, entonces tenemos que la caja torácica está compuesta por:

  1. Las vértebras torácicas dorsalmente
  2. Las costillas por los laterales
  3. El esternón por delante, que se une con las costillas a través de los cartílagos costales.

Si nos referimos a la función principal de la caja torácica, además de la que ya di podemos decir un par más: soportar el peso de los hombros, ser punto de anclaje para que muchos músculos se inserten (una gran mayoría del cuerpo humano) y por último, gracias a los músculos intercostales ubicados entre cada costilla nos damos el lujo de poder respirar.

Por último, dos partes importantes de esta caja son el esternón y las costillas. El esternón se divide a su vez en un manubrio, en un cuerpo y en una apófisis xifoide, mientras que de las costillas podemos decir que se dividen en costillas verdaderas y “falsas”, estas últimas llamadas así porque no tienen una articulación con el esternón.