Saltar al contenido

Cómo son las contracciones

iStock_000033523254Medium_wideCuando el cuerpo de una mujer embarazada se va preparando para el nacimiento del bebé, comienzan a aparecer los dolores y malestares debido a las fases de contracción y relajación del útero. Hoy nos encontramos redactando estas líneas para contarte cómo son las contracciones y qué es lo que siente una mamá embarazada.

Cómo se sienten las contracciones

Decíamos que el útero es un músculo que sufre fases de contracción y relajación; al contraerse, se produce presión en la parte superior del mismo, la cual se va extendiendo por todo el órgano a medida que se va «empujando» al bebé hacia el canal cervical.

descarga (54)

Uno de los síntomas más específicos de una contracción es el endurecimiento del abdomen; en casos donde las contracciones ya son de parto, puede llegar a haber dolor también.

Es importante que una mamá embarazada tenga presente que puede sufrir contracciones durante todo el embarazo, aunque muchas en principio no lo notan. Más precisamente, en la sexta semana, es donde comienzan a aparecer de un modo más continuo y notorio.

descarga (53)Más de una vez, no es sencillo distinguir si las contracciones son verdaderas o de práctica; estas últimas son dolorosas alcanzando el fin del embarazo. Para ello, los médicos suelen realizar exámenes de cuello uterino para verificar qué tipo de contracciones está sufriendo la mamá: en casos donde el cuello comienza a dilatarse y borras, empezó el parto verdadero.

Aún así, existen síntomas o señales que le indicarán a la futura mamá qué tipo de contracciones está sufriendo:

  • CONTRACCIONES DE FALSO PARTO. También llamadas «de práctica», no suceden de manera regular. No aumentarán ni en duración ni en intensidad, y es muy probable que desaparezcan al descansar, cambiar de posición o tomar agua suficiente (puede también ser este un síntoma de deshidratación). El dolor en este tipo de contracciones suele centrarse en la parte baja del abdomen, no específicamente en la espalda, como es el caso de las verdaderas contracciones.
  • CONTRACCIONES VERDADERAS. Cuando el parto está por efectuarse, las contracciones comienzan siendo separadas, cada 15 o 20 minutos, hasta que se vuelven más frecuentes. Cuando la fase activa del parto está en su punto máximo, las contracciones aparecen cada 5 minutos y llegan a durar entre 40 y 60 segundos cada una. Además, el dolor en este tipo de contracciones va aumentando en intensidad y persistirá aún cambiando de posición. En la mayoría de los casos, son las contracciones mismas las que te irán indicando cuándo tienes que parir.

Si detallamos ahora algunos de los síntomas más frecuentes en mamás que sufren contracciones verdaderas, podemos menciones los siguientes:

  • CÓLICOS INTENSOS
  • DOLORES DE CADERA Y ESPALDA
  • DOLOR TOLERABLE

Por lo general, las contracciones serán más intensas en cuanto a dolor en la etapa de transición, cuando el cuello uterino está por alcanzar los últimos centímetros de dilatación. Las contracciones en esa fase son más continuas y la mamá solo tiene aproximadamente un minuto de respiro entre cada contracción.

Si la mamá todavía no se encuentra atravesando la semana número 37 de embarazo y tiene más de 4 contracciones en una hora, no tiene que dudar en llamar al médico. Es él quien indicará si hay síntomas de parto prematuro.