Consejero de privacidad

Anuncios patrocinados


Hoy es viernes y por lo tanto tenemos nuestro clásico profesiones del futuro, en donde pensamos y analizamos una vez más cuales serán aquellas profesiones en auge dentro de unos años; en esta oportunidad les hablaré sobre una que a mi parecer ya está bastante requerida y es el consejero de privacidad.

Con el gran uso de Internet, cada vez es más común tener perfiles propios con fotos y datos personales, e incluso completar datos personales en planillas o hasta ver nuestras cuentas bancarias en nuestra computadora, pues bien, estas múltiples opciones nos hacen la vida más divertida y fácil pero también encontramos en estas prácticas algunos peligros.

El espionaje online ya es un tema habitual hoy en día, no solo se ve esta clase de actos de indagar en lo ajeno en relaciones personales, sino que países mundialmente potencia también suelen “espiar” a otros para ver sus políticas y manejos. Sin ir más lejos tenemos el caso de los Estados Unidos y su espionaje dando vueltas por los medios hace meses.

Esto podría ser cada vez peor, e incluso llegar de un modo más astuto y malicioso hacia nuestra cotidianeidad, y generar así un problema importante para las personas. Bien sabemos que por ejemplo algunas redes sociales tiene la opción de fijar los contenidos de privacidad de nuestros datos y publicaciones, pero para alguien que tiene los recursos y la sabiduría esto es muy fácil de vulnerar.

De este modo un consejero de privacidad, es una persona que estudia y presta servicios para revelarte tu vulnerabilidad, y aconsejarte de cómo mantener de modo seguro tu privacidad y seguridad.

Esta profesión, sin dudas, será cada vez mas requerida, no solo a nivel personal, sino institucional y hasta nacional, ya que el robo de información es algo muy peligroso que debe ser controlado, y estos nos ayudaran a  saber cómo.



Artículos relacionados:




Laura

Mi nombre es Laura, fanática de las buenas charlas, la música y el cine. Soy una antropóloga capricorniana muy impaciente, justa y coherente. Cuasi adicta a algunos placeres de la vida como escuchar al flaco y ver una buena película; además soy muy alegre, y como siempre digo: rebuscada de manera simple. Ah! nunca me olvido de que: Las flechas que unos ven partir, otros las ven llegar..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *