Saltar al contenido

Cuál fue la batalla de Carras

A contarte cuál fue la batalla de Carras nos dedicaremos hoy en las siguientes líneas, tratándose de uno de los mayores conflictos bélicos de la historia de Roma, junto con las batallas de Alia, Cannas, Teutoburgo y Adrianópolis.

El pueblo de los parnos

Las fuentes griegas y romanas denominaron partos a los pueblos parnos, quienes formaban parte de los dahes, confederaciones de pueblos que ocupaban espacios físicos desde las antiguas estepas a la región este del mar Caspio. Esta tribu logró atacar, hacia fines del siglo III a.C, a los reyes griegos de la dinastía seléucida, las cuales se habría conformado durante el gobierno de Alejandro Magno. Los parnos conquistaron luego, siguiendo las indicaciones de su rey Arsaces I, la BATALLA DE CARRAS EN EL BLOG IMPERIO ROMANO DE XAVIER VALDERAS, MINUSVÁLIDOS EN LIBERTAD,antigua satrapía de Partia, cuyo nombre los representaría desde ese momento. Así nación, entonces, una nueva dinastía: la arsácida.

Este territorio se ubicaba al noroeste del actual Irán, llegando a gobernar un gran imperio que se extendía desde el Éufrates hasta el río Indo. El ejército parto fue el indicado para convertirse en garante de la continuidad de un régimen que duró hasta el siglo III d.C. y que se enfrentó con éxito a las legiones romanas, siendo hasta ese momento el ejército más poderoso.

Se llamó finalmente lucha del desierto a la gran contienda que se desarrolló en el desierto cercano a la ciudad de Carras, actual Harran en Turquía. Aún no se han podido determinar las causas que llevaron a un ejército tan legendario y numeroso como es este a emprender una marcha por el desierto en una época del año tan desfavorable.

maxresdefault (1)

Tras haberse encontrado los dos ejércitos, Craso decidió formar un inmenso cuadrado con doce cohortes en cada lado con apoyo de caballería e infantería ligera. Así buscaban evitar que sus tropas fueran superadas por los flancos, quienes estuvieron durante todo el combate cabalgando frente a los romanos y buscando traspasar las corazas y escudos enemigos.

En principio, los romanos lograron soportar este ataque continuo por parte de los partos, esperanzados con que éstos se quedaran sin proyectiles a mitad de camino. Sin embargo, el general parto había previsto esto, dándole la posibilidad a sus jinetes de recargar sus armas.

Los jinetes galos, si bien eran soldados de gran envergadura, no lograron las-10-batallas-mas-decisivas7oponerse frente a sus enemigos. Se produjeron temibles cruces, pero los partos se consagraron superiores.

Finalmente, el bando romano fue derrotado. Cuatro mil heridos fueron abandonados, y muchos legionarios se separaron del grueso del ejército y fueron cazados por los partos. Los sobrevivientes se dirigieron entonces hacia Carras, pero Surena bloqueó la ciudad. Los romanos buscaron la forma de resistir a esa noche, pero finalmente Craso fue interceptado y asesinado.