Saltar al contenido

Cuáles fueron las guerras de Napoleón

Durante la historia europea, francesa y mundial la revolución francesa tiene reservado unos cuantos capítulos en todos los libros de historia, en especial por lo que fue la vida de Napoleón Bonaparte. Este gran conquistador que vivió durante los años 1769 y 1821 fue el líder de dicha revolución, impuso un método de gobierno bajo su mando y demostró grandes destrezas para la estrategia bélica y la conquista. El final de este hombre, de todas maneras, no terminó muy bien: perdió todo poder que ostentó en la batalla de Waterloo y finalmente falleció exiliado, donde algunos datos de su muerte todavía son un misterios. Hoy nos enfocaremos en cuáles fueron las guerras de Napoleón.

Las Guerras Napoleónicas
Napoleón en la batalla de Austerlitz (detalle de un óleo de François Gérard)

Podemos enunciar unas cuantas  batallas de Napoleón, por lo que vamos directamente a ello:

  • La primera coalición: al norte de Italia en 1796 Napoléon fue encargado del ejército que enfrentaría a la alianza conformada por Austria, Prusia, Gran Bretaña, España, las Provincias Unidas (actuales Países Bajos) y el reino de Cerdeña. En 1978 fue mandado a Egipto, donde perdió. Posteriormente se haría cargo del gobierno francés.
  • La segunda coalición: esta nueva se formó luego de la victoria de Napoléon en Francia, y estaba conformada por Rusia, Gran Bretaña, Austria, el reino de Nápoles, Portugal y el Imperio otomano. El nuevo líder de Francia Napoleón mandó a asaltar Austria y así terminó triunfando en la batalla de Marengo (14 de junio de 1800). Esta coalición finalizó cuando Austria firmó un tratado con Francia al perder.
  • Tercera Coalición: En 1805, Austria, Rusia y Suecia se unieron al conflicto en apoyo del bando británico, y España se alió con Francia. Napoleón triunfó en la batalla de Ulm (octubre de 1805) y conquistó Viena. También venció a las fuerzas austro-rusas en la batalla de Austerlitz (2 de diciembre de 1805), conocida como “la batalla de los Tres Emperadores”
  • La Cuarta Coalición: Compuesta por Gran Bretaña, Prusia, Rusia y Suecia en 1806. En la batalla de Jena el 14 de octubre Napoleón aplastaría a los prusios y luego a los rusos en la batalla de Friedland (14 de junio de 1807).

Finalmente, pese a que estas no son todas las batallas que Napoleón ganó, el gobierno napoleónico fue desgastandose debido a la baja credibilidad de su líder y de las presiones de los demás países que no permitían que un sólo hombre se hiciera con tanto poder en toda Europa.