Saltar al contenido

Cuidados sobre la piel

Cuidados de la piel
Cuidarse del sol

Se viene la época del calorcito y con ella la exposición de nuestra piel al sol, de manera repentina. Después de estar unos meses cubiertos con varias prendes, sacamos los shorts y las musculosas del placart y exponemos hombros y piernas a los dañinos rayos ultravioletas.

Por eso aunque exponerse al sol es necesario y fundamental para la vida de cualquier individuo (no se olviden que para tener Vitamina D y tener los huesos fuertes es necesario tomar algo de sol) los excesos nunca son buenos en ningún sentido y tampoco es positivo estar al sol en lo que se llaman las «horas picos», cuando los rayos UV penetran más y son más nocivos.

Por eso me pareció bueno, para prevenir antes que curar, armar una guía sobre las cuestiones más relevantes en relación a los cuidados sobre la piel:

– Limitar los horarios de exposición al sol, evitándolo entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde. En esa franja es lo que se denomina, y que antes mencioné, «horario pico».

– Protegerse del sol no solo con protectores solares sino también con prendas que cubran las áreas más expuestas, incluir dentro de ellas los gorros y gafas de sol (compradas en una óptica) para cubrirse cara y ojos.

– Evitar el sol en horas picos especialmente en lugares donde el sol refracta como la arena y el mar. Más simple, ir a la playa bien temprano a la mañana o después de la siesta.

– Por último, nunca se olviden de hidratarse adecuadamente. Tomar mate vale para la hidratación así que los materos están cubiertos.