Saltar al contenido

Datos curiosos de ciencia sobre algunos elementos químicos

Del mismo modo en que te hemos contado cuestiones de interés sobre la protección de metales, los átomos y demás elementos de la química en acción, hoy te brindaremos ciertos datos curiosos de ciencia sobre algunos elementos químicos importantes para el desarrollo de la vida y que, más de una vez, uno no los considera como tal. Veamos.

  • El fósforo (P)

Fue descubierto en el año 1669 por Hennig Brand a través de un procedimiento algo rebuscado pero que resultó muy bueno. Para su obtención, recogió una determinada cantidad de orina y la dejó reposar unas dos semanas. Luego la hirvió hasta su ebullición y quitó toda el agua para reducirlo a un elemento sólido. Habiendo obtenido sólido, lo mezcló con un poco de arena y calentó la combinación para recoger el vapor liberado de allí. Al enfriarse, se formó un sólido blanco que finalmente resultó ser el fósforo.

043

Algo que llamó mucho la atención de este químico fue que aquella sustancia obtenida brillaba en la oscuridad, motivo por el cual se le otorgó el nombre de fósforo que, en griego, significa “portador de luz”.

  • El cloro (Cl)

Este elemento es uno de los que más contaminantes. Si se arroja al mar, puede resultar un veneno mortal. Tal es así que en muchas papeleras industriales hacen uso de este elemento para blanquear el papel. Además, sólo una molécula de cloro lanzada a la atmósfera es capaz de destruir más de 9 mil moléculas de ozono (gas que nos protege de las radiaciones del sol).

uso cloro

  • El cobalto (Co)

Este elemento comenzó a aparecer en Alemania, cuando un grupo de mineros del cobre hallaron un mineral azul diferente a todos los demás con que ellos trabajan. Descubrieron que el mismo los hacía enfermar debido a la presencia de arsénico, elemento que desconocían totalmente. Decidieron entonces llamarlo Cobalto, cuyo significado en leyendas alemanas es “malévolo espíritu de la tierra”.

Cobalto azul[5]

En 1730, un médico sueco comenzó a interiorizarse en la química de este mineral que no contenía cobre. Lo calentó con carbón vegetal y lo redujo, finalmente, a un metal con características similares a las del hierro, quedando claro que no era el mismo porque su formación no dependía de la oxidación. Por ello es que Brandt, este médico que se encargó de analizar minuciosamente el nuevo mineral, lo consideró un nuevo metal al cual llamaría más tarde, cobalto. 

El Co se convirtió en el primer metal descubierto en la época de la pre-historia, donde todos los demás metales de gran envergadura no tenían descubridores oficiales.