Saltar al contenido

Diego Rivera orígenes y legado.

"artista comunista" "renacimiento muralista mexicano"
Diego Rivera orígenes y legado.

Diego Rivera es uno de los pintores más reconocidos de México en el siglo XX. El nombre completo de Diego Rivera es Diego María Concepción Juan Nepomuceno Estanislao de la Rivera y Barrientos Acosta y Rodríguez, nación en Guanajuato México el 8 de diciembre de 1986.  Luego se muda a Mexico Distrito Federal cuando tenia 10 años y consigue una beca para estudiar en la Academia de Bellas Artes de San Carlos, donde permaneció  hasta 1902. Este cambio posibilitó el avance de Diego Rivera como un gran artista que tendrá reconocimiento a nivel mundial pero siempre recordando y llevando consigo un estilo muy personal:  el mexicano.

En 1907 Rivera viaja a España donde comienza a interesarse por los pintores clásicos. Luego en París conoce y se interioriza sobre el movimiento de vanguardia:”el  Cubismo” que fundó Pablo  Picasso. Este interés duro cuatro años cuando Rivera comienza a forjar su propia idea del arte: el arte debía servir a los trabajadores para tomar conciencia de su historia y lucha. En 1921 pudo implementar su forma de ver el arte en su México natal cuando participa de un programa cultural para instruir a las masas. Es así que pinta edificios públicos con frescos de su autoria que reflejan los problemas sociales de su país. Estas obras dan origen al Renacimiento Muralista Mexicano.

"artista comunista" "renacimiento muralista mexicano"
Diego Rivera orígenes y legado.

Comprometido con la realidad que lo circunda Rivera se convierte en militante comunista. En 1928 viaja a la Unión Soviética y de regreso se casa con Frida Kahlo. Desde entonces su compromiso político fue inclaudicable del mismo modo que su aporte al arte mexicano. En 1930 viaja a Estados Unidos  y realiza varias exposiciones en este país.

De regreso en México continua sus obras con estilo indigenista y con compromiso social. En 1957  muere y su obra caracterizada por la descripción clara de escenas de su país, cargada de colores y sentimientos siguió siendo un estimulo al arte americano.