El desafío de enseñar

Anuncios patrocinados


Hoy en “Pensando la educación” vamos a hablar sobre un tema complejo: el desafío de enseñar. El ser docente, profesor o cualquier tarea que implique enseñar algo a otra persona o grupo no es algo sencillo, menos que menos si el grupo es diario y el trabajo bastante rutinario, y a eso le agregamos los continuos problemas que se nos pueden presentar como edilicios políticos, o personales. Frente a esto ¿cómo hacer?

Educar frente a la diversidad que podemos encontrar en un salón, con chicos de deferentes familias con distintos problemas y modos de ser, no es fácil. Ante esto es el docente quien debe ser astuto y conocer lo mejor posible a cada niño para mediante la educación resaltar sus cualidades y trabajar en sus debilidades o problemas, lo cual a veces no es posible debido a que los salones se ven abarrotados de niños o los docentes cansados ya que deben tener más de un curso para tener un sueldo digno.

Sumado esto muchas veces las condiciones edilicias o materiales con las cuales el docente y los alumnos deben enfrentarse no son las mejores: aulas sin luz, sin calefacción o que se llueven, son algunos de los tantos problemas que pueden todavía dificultar aún más un exitoso proceso educativo.

A su vez los desafíos que se presentan en la actualidad es como hacer para que los estudiantes presten atención; las nuevas tecnologías tanto como Internet son herramientas claves y que a mi entender deben utilizarse si no queremos que nuestros alumnos se duerman en clase y exijan un poco mas de modernidad en la misma. Si el docente se forma y sabe exprimirlas al máximo, sin dudas, estas herramientas traen muchos más beneficios que contras.

Por último también el educador se encuentra con los problemas humanos, no solo los de él mismo, sino también los de todos sus estudiantes que muchas veces arrastran graves problemas provenientes de su seno familiar y esto complica las cosas. Es en estos casos que el docente deja de lado un poco su rol pedagógico para actuar también como una contención para el otro.

En fin los desafíos docentes actuales son muchos, pero considero que todos pueden sortearse si es que tenemos pasión por enseñar y todo lo que ello implica.



Artículos relacionados:




Laura

Mi nombre es Laura, fanática de las buenas charlas, la música y el cine. Soy una antropóloga capricorniana muy impaciente, justa y coherente. Cuasi adicta a algunos placeres de la vida como escuchar al flaco y ver una buena película; además soy muy alegre, y como siempre digo: rebuscada de manera simple. Ah! nunca me olvido de que: Las flechas que unos ven partir, otros las ven llegar..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *