El movimiento Hippie

Anuncios patrocinados


Muchas veces oímos hablar de los hippies, o del movimiento hippie pero ¿cuando surgió y de que se trató?. El mismo se caracterizó como un movimiento juvenil, que se desarrolló en los últimos años de la década de 1960.

En un principio el movimiento se generó en Estado Unidos, pero luego se extendió a Europa y a todo el mundo. El origen fue una reacción a las profundas alteraciones que había producido la segunda guerra mundial, en la sociedad y en la cultura. Luego de esta  (1945), las políticas económicas que se basaban en el impulso que el estado le daba a la demanda y a la organización del proceso productivo a través del Taylorismo, provocaron un aumento de la productividad y abarataron costos, lo cual permitió a los trabajadores acceder al mercado de bienes de consumo durables, como por ejemplo autos y electrodomésticos.

Bajo estas políticas las clases medias y populares mejoraron notablemente en las condiciones de vida, ayudadas por la intervención del llamado “estado de bienestar”. Además, el pleno empleo, el sistema de seguridad social asegurado por ese estado y la transformación de algunos servicios que antes eran privados (sanidad, educación, transporte, etc) en públicos, permitió también una notable mejora en la mayoría de los trabajadores. Estas mejoras económicas crearon una sociedad en general dormida  en cuanto a los reclamos y las luchas obreras.

Bajo este contexto, a partir de la década del 50 los jóvenes comenzaron a rechazar estas posiciones tildándolas como cómodas y burguesas, y de este modo se fue incubando la Protesta juvenil.  Considerando mediocre y aburrido el mundo “burgués”, iniciaron una búsqueda hacia una vida espiritual y en contacto con la naturaleza; a toda esta búsqueda e iniciativas de los jóvenes, se la comenzó a conocer como “movimiento hippie”.

Al “movimiento hippie” no le interesaba cambiar la sociedad, sino que lo que pretendían era cambiar la sociedad en forma íntegra. Además de los cambios en la familia y la rebelión juvenil, se sumaba la denominada “revolución sexual”. Ésta última, ocurría acompañada de las grandes transformaciones en las conductas sociales, que se trasladaron también al ámbito privado. La aparición de las píldoras anticonceptivas y su difusión masiva, también influyeron en los cambios producidos en el nivel social.

Artísticamente fue un movimiento muy prolífero en todo el mundo. Su estilo fue la psicodelica y la multiplicidad de colores inspirados en la drogas alucinógenas de la época (LSD), y que se plasmaba en diversos campos como: moda, artes gráficas y sobre todo en la música, en cantantes como Janis Joplin y en bandas como Love, Grateful Dead, Jefferson Airplane, Pink Floyd, y quizás unos de las más emblemáticas: The Beatles.

Estilo y comportamiento: El icono hippie suele caracterizarse con un hombre de pelo largo y barba mucho más larga que lo considerado “normal” para la época. Otras características asociadas a ellos fueron:

– Ropas de colores brillantes y del estilo indias o africanas.

– Ropas desteñidas.

– Camisas largas, polleras largas, pantalones con botamanga tipo “pata de elefante”.

– Símbolos como la flor o dibujos de los aborígenes americanos.

– Uso de incienso y recuperación de los valores naturales de las plantas.

– Se reunían a tocar o componer música en fiestas al aire libreo en casas de amigos.

– Vida en comunas.

– Tolerancia hacia la homosexualidad y la bisexualidad.

– Amor libre: traducido en un rechazo a la institución del matrimonio y una conducta sexual contraria a las imposiciones de las Iglesias o el Estado, que eran vistas como intromisiones a la vida personal.

– Uso de drogas: marihuana, hachís, alucinogenos

Dos grandes movimientos también cobraron fuerte impulso en la década del ´60: uno fue el de “liberación femenina” y el otro el de la lucha contra la discriminación étnica.

Este movimiento también resultó muy importante y significativo para la lucha por el respeto a la diversidad sexual. Uno de los grandes logros fue que  en 1973, la Asociación Norteamericana de Psiquiatría borró de su manual de diagnóstico, a la homosexualidad como enfermedad.

 



Artículos relacionados:




» »

Laura

Mi nombre es Laura, fanática de las buenas charlas, la música y el cine. Soy una antropóloga capricorniana muy impaciente, justa y coherente. Cuasi adicta a algunos placeres de la vida como escuchar al flaco y ver una buena película; además soy muy alegre, y como siempre digo: rebuscada de manera simple. Ah! nunca me olvido de que: Las flechas que unos ven partir, otros las ven llegar..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *