El teléfono: la comunicación se revoluciona, la educación también

Anuncios patrocinados


Continuamos con nuestros NeetAnálisis característicos de los domingos, esta vez siguiendo con una temática parecida a la del sábado anterior pero centrándonos en otra herramienta y aplicación que cambio tanto la comunicación como la educación: el teléfono. Entre las notas de mis compañeros, por ejemplo, lelu te cuenta la Invención y el desarrollo de los teléfonos, Tacún sobre los celulares mas raros  y Emmanuel la historia del celular.

Después de creer por mucho tiempo que Graham Bell era quien había sido el creador de este aparato, en 2002 se conoció que quien realmente lo hizo fue en 1871 Meucci, salvo que por razones económicas no pudo patentar su invento.

Aquí no vamos a contar la historia y evolución del mismo, pero si recordar que el teléfono ha sufrido muchas modificaciones a lo largo del tiempo, mejoras sin dudas que hicieron de este algo más accesible. No se ustedes pero cuando yo era chica recuerdo que tener un teléfono no era para cualquiera, ya a mis 7 años mis papás decidieron instalar una línea en casa y fue toda una revolución, ya que no era algo muy económico y accesible a todos.

Con el tiempo tener un teléfono se volvió moneda corriente, y hay planes y aparatos para todos los gustos y bolsillos, ni hablar con la importancia que tomo el teléfono celular en estos días. Pero la importancia del teléfono, aunque poco nos ponemos a pensar en ello, es la idea de estar comunicados.

La idea de tener un aparato mediante el cual hablar con otras personas que pueden encontrarse a largas distancias, revolucionó la comunicación, ya que antes para comunicarse era necesario hacerlo por correspondencia.  Igualmente en estos días este aparato se está alejando bastante de su función original, ya que se ha convertido en una herramienta multimedia de calidad, al punto de muchas veces suplantar de nuestras cámaras de fotos o computadoras.

Ahora ¿cómo se complementan el teléfono y la educación? Si bien muchos docentes ponen como regla principal en sus clases que sus alumnos se desprendan de ellos, bien podría comenzar a verse como una herramienta más, obviamente controlando que se utilice con fines educativos y no recreativos.

Para esto lo principal es primero hacer un contrato o pauta con los chicos, dejándoles en claro que vamos a usarlo como una herramienta que nos ayudará a educarnos. Lo bueno o la ventaja que podemos encontrar es que casi todos nuestros alumnos seguro tienen uno, y además saben utilizarlo a la perfección y sacarle todo su “jugo” a aplicaciones y actividades que poder hacer con él.

Algunos ejemplos de cómo usarlo sería:

-para sacar fotos o grabar experimentos

-Grabar reportajes o entrevistas

-Realizar fotografías y hacer tratamientos sencillos de ellas, esta actividad tanto puede usarse en educación plástica como en computación.

-Visualizar videos que sean pertinentes a alguna unidad

-Ver videos en el idioma extranjero que estemos estudiando

En fin hay miles de actividades y maneras de usar nuestros celulares como una herramienta más a la hora de aprender, lo importante es sacarse el miedo y experimentar.

Otras notas relacionadas:

Un invento que cambio nuestra forma de vivir: el teléfono

El celular: reproductor por excelencia

De ladrillos a Smartphones

Vía: educa contic






Laura

Mi nombre es Laura, fanática de las buenas charlas, la música y el cine. Soy una antropóloga capricorniana muy impaciente, justa y coherente. Cuasi adicta a algunos placeres de la vida como escuchar al flaco y ver una buena película; además soy muy alegre, y como siempre digo: rebuscada de manera simple. Ah! nunca me olvido de que: Las flechas que unos ven partir, otros las ven llegar..

3 ideas en “El teléfono: la comunicación se revoluciona, la educación también

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *