Elecciones de 1999 en Argentina

Anuncios patrocinados


Hoy se cumplen 14 años de la victoria de De la Rúa, un hito en la historia argentina por lo que sucedería posteriormente en el 2001 durante su gobierno.

En las alecciones se buscaba elegir un nuevo presidente que desempeñaría el mandato 1999-2003; Fernando de la Rúa -que era candidato de la Alianza- logra una victoria con un 48%, tras ganarle al otro gran candidato Eduardo Duhalde por el PJ. Uno de los éxitos de la campaña fue su famoso spot donde pronuncia: “dicen que soy aburrido”, como olvidarlo…

Cuando asume Fernando se encuentra con serios problemas que el país estaba enfrentando:

-el desempleo era del 14%

-el PBI terminaba con una caída de 3.4 puntos respecto al año anterior

-la pobreza alcanzaba un 30%

-había muchos problemas en lo que respecta a la educación y la salud

-los políticos no tenían la confianza y el apoyo de la gente

-la deuda externa era de 150 mil millones anuales

Por esta, y otras problemáticas, De la Rúa toma medidas de ajustes, por ejemplo aumentado el impuesto en las clase medias y alta. Además debe intervenir Corrientes porque desde hacía meses se encontraba en un conflicto financiero y político muy grave, con paros y destitución de su gobernador.

Durante el 2000 la gestión se dedicó a controlar el gasto público, así como también bajar la tasa de interés y tratar de mantener estabilidad financiera. Las medidas no fueron exitosas, así el desempelo aumentaba, y el PBI bajo levemente. Sin poder salir a flote, el gobierno pide ayuda al Fondo Monetario Internacional y a los bancos privados, para poder reducir la deuda externa.

No solo había una grave crisis económica, sino que también el sistema político aparecía jaqueado y mas aun luego de la renuncia de Carlos Alvarez –en el 2000- el vicepresidente; esto provocó un quiebre en la alianza. La situación política en si era muy desfavorable, y los paros comenzaron a aparecer, así como la aparición de algunos grupos piqueteros que manifestaban el descontento por lo que sucedía.

Al 19 de diciembre de 2001 la situación del país se volvió incontrolable: saqueos, desmanes y paros eran algunas de las consecuencias, a lo cual la clase media se suma al reclamo sobre todo por las medidas del congelamiento de los depósitos bancarios –conocido como “corralito”-. Ante esto De la Rúa impone el estado de sitio, sin resultados, por el contrario se produjeron 27 muertes y más de 2000 heridos.

Esa misma noche renuncia el ministro de economía Cavallo, y al día siguiente el desborde social –sumado a un cacerolazo generalizo que reclamaban la renuncia del presidente-,  aumentaba. La CTA convoco a un paro a los cuales se sumarían a la CGT. El Presidente había perdido todo tipo de respaldo, y finalmente renuncia el 20 de diciembre de 2001. La imagen de este saliendo de un helicóptero de la Casa Rosada aun queda en la memoria de muchos, ya que fue un hecho histórico de nuestro país.

A esta renuncia continúa un record de presidentes que durarían pocos días: Puerta, Saá, Camaño y Duhalde.



Artículos relacionados:




» »

Laura

Mi nombre es Laura, fanática de las buenas charlas, la música y el cine. Soy una antropóloga capricorniana muy impaciente, justa y coherente. Cuasi adicta a algunos placeres de la vida como escuchar al flaco y ver una buena película; además soy muy alegre, y como siempre digo: rebuscada de manera simple. Ah! nunca me olvido de que: Las flechas que unos ven partir, otros las ven llegar..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *