Saltar al contenido

Estar enamorado hace bien a la salud

El amor y la salud
El amor es bueno para el corazón

Hoy es 14 de febrero y, por ende, el Día de los Enamorados. ¿Qué tenías pensado hacer hoy con tu pareja? ¿Querían salir a cenar pero prefieren cuidarse y seguir con la dieta para adelgazar? Decile sí al amor y estarás cuidando también tu salud. Así lo afirma y lo recuerda la Asociación Española del Corazón. Y es que estar enamorado o poseer vínculos afectivos estrechos y positivos promueve la salud emocional y con ello la cardiovascular. 

Se ha demostrado que cuando una persona está en pareja manteniendo una relación estable y sin grandes problemas, la salud del corazón mejora. No se sabe a ciencia cierta cómo pero aparentemente se segregarían una serie de hormonas, principalmente durante la etapa de enamoramiento, que protegerían al corazón de los daños. Estas hormonas son principalmente la oxitocina (hormona relacionada con las relaciones y sentimientos positivos), dopamina y adrenalina.

Además, un entorno afectivo saludable favorecería los resultados positivos frente al tratamiento de ciertas enfermedades como el Cáncer o la Diabetes. Así lo demostró un estudio realizado por World Heart Federation donde se puso en evidencia que lazos afectivos fuertes aumentan de 2 a 4 veces la posibilidad de que una persona responda a los tratamientos anteriormente mencionados. Por supuesto que con el amor solo no alcanza. De nada sirve estar enamorado y tirar por la borda una buena alimentación y el ejercicio físico. Todo es complementerio.

Por otro lado, otro estudio realizado por el Instituto Karolinska de Estocolpo y titulado “Marital Stress Worsens Prognosis in Women With Coronary Heart Disease” plantea que, por el contrario, los problemas maritales o problemas en la pareja, conllevan un aumento del riesgo de padecer alguna enfermedad cardiovascular. El mismo se llevó a cabo en 600 mujeres de entre 30 y 35 años y ratificó que aquellas que sufrían complicaciones de tipo afectivas con el cónyuge tenían un riesgo 3 veces mayor de sufrir un ataque al corazón que las que llevaban una vida en pareja dentro de todo sana.

Así que agregamos un nuevo factor protector cardiovascular: el amor y la salud psíquica u emocional.

 

Vía: hola.com