Saltar al contenido

¿Grafittis o vandalismo?: comportamientos que traen debates

Pensando la educación hoy nos inserta en un debate actual, bien sabemos las palabras que pronunció Florencio Randazzo al enterarse que un par de menores pintaron graffitis en los nuevos coches de la línea Sarmiento, y es ahí cuando se abrió el debate sobre si estas pintadas fueron realmente un acto de vandalismo o son una expresión artística.

Según el ministro del Interior y Transporte esto fue un acto de vandalismo y afirmó:

«Si fuera mi hijo, le dejo el traste pero sabés cómo… ¡por pelotudo! Le pego una patada en el culo. El pibe mío va y pinta un tren… ¿cómo puede ser? ¿En qué país vivimos? ¡Hay que matarlos, te dan ganas de matarlos! Pero uno tiene que ser medido porque es un menor y trata de intentar justificar ese comportamiento».

Este acontecimiento ocurrió el domingo pasado cuando el personal de Prefectura Naval que custodiaba el lugar donde se encontraban las formaciones vio a dos personas haciendo movimientos sospechosos, cuando se acercaron estos escaparon, pero lograron ser alcanzados. Eran dos jóvenes de 17 años que portaban pintura en aerosol y acto seguido pudieron ver que el tren tenía tres graffitis.

Como son menores el Ministro anunció que el estado accionará judicialmente por daños y prejuicios contra los padres.

Ante esto muchos se preguntaron si era necesario tomar estas medidas, y la cuestión se puso “picante”. De un bando se encuentran lo que afirman que esto es un acto de vandalismo y que está bien sancionar este tipo de acciones para que las cosas en el país se cuiden mas, pero por otro lado tenemos a la otra voz que afirma que “no era para tanto”, que el estado hace cosas peores, que hasta ellos mismos plottearon formaciones con la cara de Chávez y Nestor, y que además es impensado que se los sancione pro esto, cuando se “pintaron un montón de formaciones” para hacerle creer al pueblo que eran nuevas.

La otra cuestión para mi esta en el tema de los dichos, mas alla de si los graffitis deben considerarse o no un arte y si estas acciones deben ser multadas, considero que un Ministro de la Nación por mas irritado que se encuentre no puede implementar las palabras que se escucharon.  Si desde el gobierno usan el slogan “el amor vence al odio” pues deberían explicarle a Randazzo que quizás no es la más conveniente decir (aunque no se literal) que hay que matarlos… estas expresiones solo logran crear más debates, odios y partidas contrapuestas en algo que podría haber sido manejado con la seriedad que merece el tema, pero desde otro lado.