Hacerse un tatuaje implica riesgos

Anuncios patrocinados


Tatuarse y sus riesgos
Los riesgos de tatuarse

Todos sabemos que hacerse un tatuaje implica riesgos. Aunque la práctica de tatuajes está ampliamente difundida y cada vez son más las medidas de prevención que se toman para evitar los eventos adversos que se pueden llegar a desencadenar, igualmente existen y hay que tenerlos en cuenta a la hora de tomar la decisión de hacernos un tatuaje o no.

Lo más conocido es que se inflame o infecte la piel tatuada, o la trasmisión de algunas enfermedades (muy graves por cierto) como la Hepatitis B o el SIDA. Pero no son los únicos riesgos. Hacerse un tatuaje puede implicar que se manifiesten enfermedades de la piel que el sujeto tenía pero que nunca se le habían manifestado como ocurre con la psoriasis (aparecen como placas rojas llenas de piel descamada) o vitiligo (que es la pérdida de la pigmentación normal de la piel).

Por otro lado, no sólo es peligrosa la acción de tatuar que implica pinchar e introducir una tinta en la piel, incluso los pigmentos pueden afectarnos. Porque muchos derivan de productos químicos utilizados en industrias y pueden contener derivados tóxicos como hidrocarburos o metales pesados. En teoría, el color que trae más complicaciones es el rojo.

Por eso es necesario tomar algún recaudo antes de hacerse un tatuaje. Por ejemplo: estar seguros de que el lugar a donde vamos a hacerlo respeta las normas de higiene y esterilización necesarias para no contraer ninguna enfermedad, no usar productos no seguros para la salud como la tinta china, realizarse un test de alergia al pigmento antes, y si son menores de edad deben estar autorizados por los padres o un representante legal.

Además para no hacer mayor estrago luego, se recomienda: no donar sangre por lo menos un durante un año, lavarse el tatuaje diariamente, secar delicadamente la zona y sin frotar, no exponerse al sol por lo menos dos meses luego de la realización del tatuaje.

Y por último les cuento dos datos de color en relación a los tatuajes. Por un lado, algunas empresas de telefonía celular están investigando para poder añadir a los tatuajes un sistema que les permita captar ondas electromagnéticas y que de esta manera se produzca una vibración en el tatuaje cuando suena el celular de la persona o le llega un mensaje. Muy loco ¿no? Y otra cosa es la utilización de los tatuajes en las personas que padecen alguna enfermedad crónica como la Hemofilia o la Diabetes tipo II o son esplenectomizados. Antes estas personas usaban pulseras indicando su enfermedad, pero corrían el riesgo de perderla. Con el tatuaje no ocurriría eso.

Vía: Intramed



Artículos relacionados:




Julieta

Me llamo Julieta Inés Ciocchini, tengo 24 años, nací en Olavarría pero vivo en la Plata donde estudio Medicina en la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), soy escritora de NeetEscuela, doy clases de Biología, Historia de la Medicina y Pensamiento Científico en un Instituto de Enseñanza, en mis tiempos libres salgo a correr, me gusta mucho leer, viajar y conocer lugares y gente nueva. Me entusiasma la diversidad de personas, lugares y momentos y que cada día sea diferente a los demás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *