Saltar al contenido

Historia del Pesebre

"milagro de navidad" "nacimiento de Jesús" "San Francisco de Asis"
Historia del Pesebre

El pesebre es considerado una representación artística de la escena del nacimiento de Jesús pero para los católicos creyeentes posee su historia. El pesebre es el lugar donde María (la virgen) y José se refugiaron para que nazca Jesús. Por eso en las navidades armamos el arbolito navideño y junto a él al pesebre. El pesebre representa el  verdadero espíritu de navidad que es celebrar el nacimiento de Jesús.

El pesebre posee su historia y se remonta al año 1219 cuando el sacerdote San Francisco de Asis,  muy reconocido por que dedico su vida a predicar el evangelio, conoció a Oriente por primera vez. En este viaje el se dispuso a visitar los lugares sagrados donde habito o estuvo Jesús.  En aquel viaje, cuando conoció Belén, el tuvo un encuentro con un hombre muy rico que le pregunto como hacer para imitar la vida de Jesús, su ejemplo. San Francisco de Asís le propuso que se prepare para la navidad y para ello el hombre rico construyo un establo, lo vistió con Heno, simuló la situación de nacimiento de Jesús. En la noche de Navidad  allí albergo a quienes no tenían hogar, les sirvió comida y los acompaño. Esa noche San Francisco realizó la misa en este lugar y un milagro ocurrió. En un momento en el lugar destinado al niño Jesús  apareció la imagen de un niño dormido que acompaño a todos durante la celebración. San Francisco emocionado balbuceaba como un niño y muchos de los presentes vivenciaron cambios espirituales (se convirtieron a la religión católica) e incluso  mejoraron su salud “milagrosamente”.

San Francisco de Asis difundió esta gran noticia al resto de su congregación y miembros de la iglesia católica y desde entonces es tradición armar el pesebre en las navidades. El mensaje  del pesebre es que siempre se debe  generar un lugar de cobijo a Jesús, cada nuevo año, porque nunca se sabe: a donde se producirá el  milagro.