Saltar al contenido

Ingenieros de reciclaje

En este día en donde Berta –el fenómeno climático- no pegó el amague, nos proponemos como todo los viernes hablar sobre el futuro, en esta ocasión haciendo hincapié en el presente también con los Ingenieros de reciclaje.

Quizás no son muy conocidos, ni son muchos en el mundo lo que tienen esta forma de trabajar, pero la ingeniería que promueve utilizar materiales reciclados para la construcción está cada día más en auge.

En estos tiempos de cambios tanto las empresas como la industria se encuentra en plena metamorfosis, y para adaptarse a las nuevas demandas y competitividad la sostenibilidad juega un papel clave; por eso el conocimiento de lo que es el reciclaje y lo que ello aporta, así como las oportunidades presentes y futuras es indispensable para los profesionales en el diseño, la arquitectura y también la ingeniería.

Todos los profesionales deben por eso aprender a manejar herramientas que le permitan materializar proyectos que sean sustentables, sostenibles a lo largo del ciclo de la vida del producto y a su vez innovadores; además de ser sumamente interesante el tratar de lograr que la sociedad tenga un consumo cada vez más responsable.

Entonces ¿De qué trata la ingeniería del reciclaje? Pues de una clase de ingenieros que utilizan elementos reciclables como plástico, tanto para crear sus maquetas como para luego utilizarlos en las obras. De este modo se busca una construcción y una ingeniería sustentable que ayude a la ecología y promueva la utilización de elementos que se pueden volver a utilizar con una finalidad provechosa.

Tienen en cuenta:

-Integrar las exigencias ambientales desde el punto de vista industrial y económico

-Entender el papel clave que tiene un proyecto sostenible y sustentable

-Innovar

-Desarrollar una opinión crítica para emprender mejoras ambientales en el entorno profesional a través de la comunicación

-Utilizar las nuevas tecnologías y recursos para llevar adelante estos proyectos

-Trabajar de modo interdisciplinario

Entre alguno de los ejemplos se encuentra la construcción de casas con botellas, lo cual ha sido un proyecto innovador, económico y que es sostenible en el tiempo y perdurable.