Saltar al contenido

Introducción a la División Celular

División de las Células
División Celular

La División celular comprende el proceso a partir del cual el material de la célula se divide en nuevas células hijas. Es el medio a través del cual todos los seres vivos se propagan.

Para que esto ocurra, la célula crece asimilando materiales de su ambiente y sintetizándolos en nuevas moléculas estructurales y funcionales.

Cuando alcanza cierto tamaño y cierto estado metabólico, se divide en dos células hijas, que reciben la mitad de la masa de la célula que les dio origen, es decir, de la célula materna. Y a partir de allí, comienzan a crecer otra vez.

Las nuevas células son semejantes en estructura y función, por un lado porque cada una recibe la mitad del citoplasma y la mitad de las organelas de la célula materna. Por otro lado, y principalmente, porque cada una hereda un duplicado exactamente igual del material genético de la célula madre.

En conclusión, para que se generen un par de células hijas geneticamente idénticas se necesitan dos cosas, que el ADN se replique de manera exacta y que los cromosomas replicados  se segreguen en dos células diferentes.

Hay que distinguir que la División Celular difiere en procariotas y eucariotas. En esta nota vamos a explayarnos un poco sobre lo que ocurre en las bacterias.

La división celular en las bacterias se da por un mecanismo conocido como Fisión Binaria o Bipartición. El mismo comprende la diplicación del cromosoma, previo a la división celular propiamente dicha. Cada cromosoma duplicado se una a un punto de la Membrana Plasmática Bacteriana. Entonces, cuando la membrana plasmática se alarga y la célula procariota alcanza el doble de su tamaño, los cromosomas se separan, la membrana se invagina y se forma una nueva pared celular que separará a cada célula hija.

Por este mismo proceso de Fisión Binaria es que se originan dos mitocondrias idénticas previo a la División Celular en células eucariotas. Esto ocurre porque se cree que la mitocondria en realidad es un orgánulo que surgió a partir de que ciertas bacterias invadieron la célula eucariota, en tiempos remotos. Interesante ¿no?