Saltar al contenido

«Iron Man fue lo mejor me paso en la vida» Robert Downey

Y ahí lo tienen. Si hay alguien para agradecerle el exitaso del MCU de Marvel Studios de hoy en día es a la película Iron Man del 2008, que rompió con todos los estándares de películas de superhéroes, y se debe en gran medida al personaje bien escrito de Tony Stark, pero que estuvo incluso mejor actuado por Robert Downey Jr., en un papel que parece que nació para interpretar, ya que hasta el físico tiene similiar al de los cómics. En fin, el tipo tuvo que hacer la gran Charlie Sheen y actuar casi de él mismo para el Hombre de Acero y la recaudación fue tal que los de Marvel fueron con todo y así tuvimos Avengers y todo la sopa de cosas que tenemos ahora. De hecho, Iron Man es hasta ahora el único héroe que ya tiene tres películas en su haber, siendo la dos primeras de la Fase 1. Pero luego de Iron Man 3, que fue un éxito de taquilla mal (pese a que los fans la odiaron) luego del bajón que tuvieron con Iron Man 2 al parecer Robert Downey había mostrado su deseo de dejar el MCU debido a que ya estaba cansado; finalmente parece que no es tan así, ya que aceptó entrar en Civil War e incluso no está descartado una Iron Man 4, aunque se estrenaría más de 10 años después de la primera. Y ahora Robert Downey confiesa que haber interpretado a Iron Man fue lo mejor que le pasó la vida. Y sí, si todavía está contando los billetes.

Robert Downey Jr. Iron Man

Todo esto viene a cuento durante la entrevista de Robert Downey Jr. en el programa de Jimmy Kimmel, en donde hablaron de su mítico personaje. Ya antes Gwyneth Paltrow había elogiado el laburo del actor en Iron Man, y el mismo Robert comentó un poco sobre Civil War, tirando bromas como «podía irme del set tan rápido como me quitaba la máscara». Por otro lado, le comentó con una seriedad irónica a Chris Evans que «vamos a grabar de nuevo en Atlanta, vos y yo», haciendo referencia a la enemistad entre el Capi y Iron Man en el próximo film y cómo Chris Evans se había quejado del calor que hacía en Atlanta durante el rodaje.