Saltar al contenido

La adicción a la comida no está tan mal vista

Adicción a la comida
Adictos a la comida

La adicción a la comida no está tan mal vista. A esta conclusión arribaron un grupo de investigadores de Estados Unidos que decidieron realizar una encuesta para verificar cuál era la respuesta de la gente frente a la adicción a los alimentos.

Así es que fueron encuestados aproximadamente 1200 personas a quienes se les preguntaban cómo veían a una persona que no puede parar de comer o lo mismo, que es adicta a la comida. La mayoría asocian este tipo de conductas con algo gracioso o agradable, es decir que no les disgusta o no les genera enojo. No ocurre lo mismo si le agregamos a la pregunta que aquel adicto a la comida tiene sobrepeso o es obeso. Ahí la actitud cambia, seguramente porque en este caso sí se relaciona la adicción alimentaria con una enfermedad o un estado de deterioro de la salud. Algo similar ocurre con toro tipo de adicciones como al cigarrillo o al alcohol, están mal vistos por la sociedad porque van de la mano de un deterioro notable físico, psíquico y social. La reacción de la mayoría de las personas hacia este tipo de adicciones tan nocivas es de enojo u hostilidad.

Es curioso, porque no poder dejar de pensar en comer también puede tener resultados devastadores sobre el cuerpo y la mente de una persona. «Nada en excesos» decían los griegos.


contenidoID=79188″>Intramed.net