La desigualdad educativa

Anuncios patrocinados


Hoy en nuestro primer NeetAnálisis del mes de Octubre analizaremos la desigualdad, y es obvio que en mi caso lo hare en el tema educativo, preguntando ¿todos tenemos la misma oportunidad de educarnos?; bueno la respuesta es creo que previsible y es no.

Acceder al estudio y a una institución educativa, aunque parezca irreal o raro, es el derecho de unos pocos; la desigualdad educativa afecta más que nada a los sectores sociales pobres de los grupos sociales, en todos los países del mundo. Eso bien creo que podemos deducirlo, ya que sabemos que aquellos niños que viven en condiciones marginales, no tienen acceso a las cosas básicas para vivir como agua, sistema de salud, comida, por ende, la educación está aún más lejos.

Además no es lo mismo el asistir a una escuela pública, rural o privada, supone todas ellas un tipo de educación y acceso a determinadas cosas diferentes. Bien sabemos que  la situación tanto edilicia, como de recursos humanos y materiales es cada vez peor en las escuelas rurales y públicas, siendo una lástima ya que Argentina es uno de los pocos países que tiene un tipo de educación libre, gratuita y pública.

Este último punto es principal cuando hablamos sobre igualdad educativa, ya que en la mayoría del mundo el acceso a la misma es privada, es decir, que aquel que quiera concurrir a la escuela, y ni hablemos de un nivel universitario, debe pagar para formarse; situación que restringe aún más el acceso a la educación.

Vivimos en un mundo globalizado y competitivo, en donde el conocimiento y la constante formación son la clave -muchas veces- para lograr el éxito, entonces imaginen cuantas herramientas menos tienen aquellos que no pueden alcanzar la educación y la tecnología, probablemente les será más costoso todo, y las posibilidades de salir de alguna situación social compleja serán menores.

Otro grave problema que encuentran las instituciones educativas que se encuentran en las áreas más pobres es que a la hora de educar se encuentran con otras falencias que suelen ser más graves que no saber las tablas o la ortografía, como lo son el hambre, las situaciones de violencia o abuso, entre otras; en estos casos es la escuela la que muchas veces tiene que contener a estos niños y debe dejar de lado un poco lo meramente educativo para volcarse a cuestiones sociales y de contención.

Por todo esto y muchas problemáticas más que por cuestiones de tiempo y espacio no podemos abordar en esta nota, las desigualdades educativas lamentablemente siguen existiendo y profundizándose. ¿La solución? Bueno es algo complejo, pero sin dudas algunos puntos a resolver para una mayor calidad y acceso educativo serían:

-luchar por una educación libre y gratuita en todos los lugares del mundo, ya que la educación no debe ser un negocio

-que las autoridades gubernamentales se preocupen y ocupen mas por las cuestiones educativas, y se mejoren edificios, se suban los sueldos docentes y no docentes, y se debatan las pedagogías educativas actuales.

-se otorguen mas becas para aquellos que no pueden o se les dificulta el acceso educativo.

-se penalice y controle mas el trabajo infantil, ya que muchos niños dejan la escuela porque adultos los obligan a trabajar.

-el estado provea todos los recursos necesarios para que todo niño y adulto que lo desee pueda educarse.



Artículos relacionados:




Laura

Mi nombre es Laura, fanática de las buenas charlas, la música y el cine. Soy una antropóloga capricorniana muy impaciente, justa y coherente. Cuasi adicta a algunos placeres de la vida como escuchar al flaco y ver una buena película; además soy muy alegre, y como siempre digo: rebuscada de manera simple. Ah! nunca me olvido de que: Las flechas que unos ven partir, otros las ven llegar..

Una idea en “La desigualdad educativa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *