Saltar al contenido

La educación de la mano de la tecnología

En el temático de hoy domingo se nos dio piedra libre para elegir un tema a gusto. En mi caso, y en relación a este blog, elegí la educación, su pasado y presente y su relación con la tecnología.

Hace aproximadamente 50 o 60 años, tanto la metodología como el comportamiento de los docentes era mucho más estricta que la que podemos observar hoy en día. Aún más tiempo atrás , la educación no era considerada tan importante como ahora, quizás tenía mayor prioridad el trabajo, y en el caso de acudir a la escuela, era el hombre quien lo hacía, mientras que la mujer estaba delegada al plano del hogar.

Con el avance del tiempo, los cambios de relación entre alumnos y profesores fueron cambiando, y volviéndose un poco más casuales, y la necesidad de educar a toda la población se hizo cada vez más evidente. Claro está que esto no es lo único que ha variado, gracias a las nuevas tecnologías se ha conseguido obtener otras metodologías de aprendizaje en el aula, han permitido conseguir nuevas herramientas básicas para todos y ha llegado de alguna manera a innovar la educación y su forma de practicarla.

Si echamos una vista al futuro, el papel de la tecnología no está claro, pero cientos de preguntas podrían surgir ¿qué otras tecnologías se implementarán en la escuela?, ¿sería posible cambiar el sistema o los contenido de educación?. Las ventajas son evidentes, el aumento del empleo de material gráfico, vídeos-voz y textos quizás se asimila con mayor rapidez, autonomía, facilitan el aprendizaje visual y auditivo, genera interacción entre alumnos, permite desarrollar la habilidad de seleccionar información. Además el avance en las comunicaciones permite intercambiar opiniones y conocimientos con otras culturas.

Como desventaja del avance tecnológico, podemos decir que sin sustento pedagógico, puede frenar el aprendizaje, eliminando la posibilidad de desarrollar habilidades. La información falsa, que es posible obtener por Internet, puede generar problemas en la educación. 

El uso de la tecnología debe provocar el deseo de aprender y adquirir conocimientos por parte de los estudiantes, y por parte de los profesores o maestros el deseo de utilizarlas, realizando una planeación adecuada y el diseño de estrategias de enseñanza de las diferentes asignaturas que incluyan la tecnología adecuada, creando modelos académicos basados en la tecnología y respaldados por conceptos pedagógicos que apoyen su uso.

Lecturas recomendadas: