La escuela como institución.

Anuncios patrocinados


El termino institución hace referencia a un tipo de establecimiento mediante el cual se procura cumplir con la función de educar.

Su creación se legitima por la necesidad de garantizar la transmisión cultural y asegurar la continuidad del grupo social más allá de la vida biológica de los individuos. Su emergencia se relaciona con la complejidad de la cultura, la inconveniencia de dejar su transmisión librada a la participación en la vida cotidiana y la necesidad de algunos sectores sociales de controlar  los valores y las significaciones transmitidos.

El establecimiento institucional “escuela” supone la presencia de personal adulto y un conjunto más o menos amplio de jóvenes que, aislados del contexto social, crean una trama de relaciones en la que, se supone, adquirirán los rasgos que la comunidad define como valiosos. Esta adquisición se liga al aprendizaje de un recorte de información y saberes e implícitamente al desarrollo de un estilo para recibir la realidad, percibirse dentro de ella y reaccionar en consecuencia.

Del mismo modo que la progresiva institucionalización “instituye” ciertas representaciones, símbolos y significaciones, también incide en la constitución de la escuela como objeto interno que cristaliza una red de relaciones.

Algunos de los significados que con frecuencia hallamos ligados a los vínculos con este objeto:

  • La escuela como lugar de pasaje, transición, prueba y requisito para incorporarse al mundo.
  • La escuela como un lugar para “hacerse como”, y sus sentidos relacionados.
  • La escuela como un lugar para aprender, incorporar crecer y sus sentidos relacionados
  • La escuela como una escena donde mostrar, exhibir, probar y sus sentidos derivados.

Todo esto supuso la paulatina consolidación de un modelo destinado a organizar y dirigir las acciones e interacciones, y a evaluar resultados.

Son validas aquí todas las reflexiones hechas a raíz de considerar el problema del conocimiento de lo institucional. La aplicación de enfoques como el que presentamos supondrá, además, una importante “complejizacion” en el estudio.

Como ejemplo tomaremos uno de los aspectos de la escuela que concentra la preocupación de todos sus sectores, el aprendizaje, y lo observaremos tal como lo ven los modelos de análisis presentados a continuación:

  • El aprendizaje depende fundamentalmente de las características del sujeto que aprende.
  • El aprendizaje depende de las características del sujeto, pero estos son resultado de las de su familia.
  • El aprendizaje depende del alumno y su familia pero resulta, en definitiva, tal como es el medio social al que pertenecen.
  • El aprendizaje depende también de la calidad y las actitudes del docente.
  • Y además tiene que ver con la calidad que puede ofrecer la escuela.
  • El aprendizaje es resultado de un conjunto complejo de variables.


Artículos relacionados:




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *