La generación del 80

Anuncios patrocinados


A raíz de la presidencia de Roca, un grupo de hombres comienza a cobrar relevancia y protagonismo, que se identificarían tiempo después como La generación del 80.

Este grupo era político e ideológico, estaba compuesto entre otros por Eduardo Wilde, Lucio Mansilla, Miguel Cané, entre otros; posicionándose como protagonistas desde varios enfoques y espacios como el gobierno, el libro o el periodismo.

Los mismos querían un determinado modelo de país, apoyaban un modelo agroexportador, vinculado al mercado –sobre todo inglés- y permeable al proceso de inmigración. Estos concebían el manejo del poder y asuntos políticos desde una elite, que para ellos era la que tenía el manejo del saber y riqueza. En cuanto al aspecto de la religión, no todos lo eran, más bien por el contrario, la mayoría eran indiferentes a cuestiones religiosas.

La generación del 80 apuntaba a vivir un estilo de vida, en todos los aspectos, imitando a lo que ellos concebían como la civilización: la sociedad europea. Por lo tanto, tenías finas costumbres, construían edificios voluptuosos –como el teatro Colón- y se manifestaban a favor de una estética relacionada al lujo y la ostentación. Como estos eran herederos de padres ilustres, quizás creyeron merecer ese prestigio que conquistaron, sino también la dirección del país.

Este grupo de hombres tuvo influencia y apoyó los siguientes procesos y factores de poder:

-La gran concentración de tierras en pocas manos, conocida como latifundio

-La colonización ligada a una producción agrícola

-La inmigración

-Un monopolio político ejercido por un gobierno de elite

Para cumplir con sus proyectos siguieron tres acontecimientos políticos:

-La federalización de Buenos Aires

-La campaña del desierto

-La consolidación del estado Nacional

Vía: historia del pais



Artículos relacionados:




Laura

Mi nombre es Laura, fanática de las buenas charlas, la música y el cine. Soy una antropóloga capricorniana muy impaciente, justa y coherente. Cuasi adicta a algunos placeres de la vida como escuchar al flaco y ver una buena película; además soy muy alegre, y como siempre digo: rebuscada de manera simple. Ah! nunca me olvido de que: Las flechas que unos ven partir, otros las ven llegar..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *