La historia de la fotografía

Anuncios patrocinados


 

Alguien ha dicho que la fotografía es la invención que nos permite apreciar en qué grado nos parecemos a nuestros abuelos…

El origen de la fotografía está ligado a los fenómenos ópticos y químicos, y surgió como un avance de la técnica. El fenómeno óptico sobre el que se basa la fotografía fue conocido por Arquímedes, y había sido estudiado por Leonardo Da Vinci. La idea era simple: si en una habitación totalmente a oscuras, se realiza un agujerito por el que pasa la luz, en la pared opuesta se forma una imagen invertida de la escena exterior.

Pero la fotografía no fue siempre como la conocemos ahora, sino que hubo varios experimentos y descubrimientos que la fueron perfeccionando. Por ejemplo Gerolamo Cardamo realizó en el siglo XVI el experimento con una caja con una pared de vidrio esmerilado en lugar de la habitación, y observó que la imagen era más nítida si se aumentaba la luz hacia los objetos. Por otro lado Juan Bautista Della Porta logró mejorar la visualización de la imagen introduciendo una lente en determinada posición en el agujero de la caja; y  recién en el siglo XIX se logró descubrir cómo fijar esa imagen que se reflejaba en la cámara oscura. Después de muchos intentos, se reemplazó la pared de vidrio esmerilado por una hoja de papel impregnado en nitrato de plata, lo que constituyó una especie de primer negativo. Colaboraron en estos experimentos los descubrimientos sobre la sensibilidad de la luz del nitrato y el cloruro de plata,  que era ya conocida antes de que los científicos británicos Thomas Wedgwood y Humphry Davy comenzaran sus experimentos, a finales del siglo XVIII, para obtener imágenes fotográficas; pero estas fotos no eran permanentes, y al exponerlas a la luz se ennegrecían.

 Las primeras fotografías, llamadas heliografías, fueron hechas en 1827 por el físico francés Nicéphore Niépce. Unos años después el pintor francés Louis Jacques Mandé Daguerre realizó fotografías en planchas recubiertas con una capa sensible a la luz de yoduro de plata: el daguerrotipo o cámara de cajón.  La misma consistía en una simple caja con una diminuta perforación en su frente, la cual precisamente por ser pequeña permitía pasar imágenes nítidas aunque con poca intensidad de luz, obligando por ello a exposiciones más prolongadas que formaban imágenes borrosas. Ante ese problema se pensó que lo ideal era agrandar el orificio, por lo que se acudió a una lente convexa para enfocar los rayos de luz que entraban sobre la placa de sensibilidad.

Fotografía tomada con una cámara de cajón

 En 1861, el físico británico James Clerk Maxwell logró exitosamente la primera fotografía en color mediante el procedimiento aditivo de color, pero la fijación de la imagen perdurable y resistente, flexible, liviana, se logró en 1869 con la invención del celuloide. Hacia fines del siglo XIX fueron fabricadas en escala comercial y de este modo la fotografía constituyó así el arte y la novedad de la burguesía de la época.

 El invento de la película en rollo marcó el final de la era fotográfica primitiva y el comienzo de una etapa durante la cual aparecieron miles de fotógrafos aficionados que se interesaron en el nuevo invento.

 En la primera década del siglo XX la fotografía comercial en blanco y negro fue creciendo rápidamente, y en 1907 se comenzaron a utilizar unas placas de cristal llamadas Autochromes. Posteriormente se comenzó a utilizar en la imprenta para la ilustración de textos y revistas, Y  llegó la proliferación de este arte, oficio y profesión, pues era requerido por personajes de la política, la cultura y la vida mundana, que valoraban en la fotografía la posibilidad de permanecer para la posteridad.

A partir de ahí una serie de descubrimientos se van a  dar para que la fotografía sea hoy como la conocemos:

–      Alrededor de 1925 se utilizaban polvos finos de magnesio para lograr luz artificial.

–      A partir de 1930, la lámpara de flash sustituyó al polvo de magnesio como fuente de luz. 

–      En 1935 aparece la Kodachrome, en 1936 la Agfacolor y en 1941 la película Kodacolor.

–      En 1947, la cámara Polaroid Land, perfeccionada por Edwin Herbert Land logra obtener fotos reveladas casi instantáneamente.

–      A partir de la década del ‘ 60 se perfecciona el color, la velocidad, y comenzaron a utilizarse productos que abarataron su uso (cinc, sulfuro de cadmio y óxido de titanio) con el empleo de la película Itek RS.

La fotografía se comienza a convertir en un arte, además de un excelente instrumento de documentación: es memoria y  visualización, es crónica y reflejo de situaciones humanas, y en ocasiones es poesía, luz y color, es mensaje expresivo e interpretativo.

También el gran avance tecnológico del fin de siglo XX alcanzó e hizo evolucionar aún más esta invención, con la realización de imágenes digitales a partir de Cámaras Digitalizadoras para Computadoras (sin película), y que envían directamente la fotografía a los ordenadores, a disquetes, a CD y a Internet, así como a todas sus aplicaciones derivadas.

Una foto que hizo historia “la chica afgana“. Tomada por Steve Mc Curry. en un campo de refugiados en Pakistán, en 1984.

Vía: www.educar.org



Artículos relacionados:




» »

Laura

Mi nombre es Laura, fanática de las buenas charlas, la música y el cine. Soy una antropóloga capricorniana muy impaciente, justa y coherente. Cuasi adicta a algunos placeres de la vida como escuchar al flaco y ver una buena película; además soy muy alegre, y como siempre digo: rebuscada de manera simple. Ah! nunca me olvido de que: Las flechas que unos ven partir, otros las ven llegar..

Una idea en “La historia de la fotografía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *