La plata y sus beneficios en los antibióticos

Anuncios patrocinados


La plata es un elemento químico de número atómico 47, y es denominado un metal de transición blanco, brillante, blando, dúctil y muy maleable. Pero también tiene muchos beneficios como antibiótico, veamos cuales en esta nota.

Un dato es que agregar plata a los antibióticos puede potenciar su efecto de 10 a 1.000 veces, esto lo afirman los científicos de la Universidad de Boston, a través de un estudio que realizaron.

La plata es un antimicrobiano, y ha sido empleado durante los siglos. Ya los egipcios y fenicios utilizaban cisternas de este metal para conservar el agua y con el mismo objetivo, los emperadores chinos usaron la plata para fabricar sus cubiertos.

Hipócrates en el 400 a.C  había descripto muchas propiedades de este gentil metal, aunque explicar bien como funciona ha sido más bien un misterio que ha recibido algo de luz con esta nueva investigación de los científicos de la Universidad de Boston. Esto es una esperanza ya que muchos antibióticos están perdiendo sus efectos y efectividad ante una mayor resistencia de las bacterias.

Al parecer los iones de plata hacen mucho más permeable a la membrana de la célula bacteriana y a su vez crean una interferencia en el metabolismo de la misma que lleva a producir cantidades de compuestos oxigenados reactivos u a menudo tóxicos que son los mecanismos a los que fuerzan la acción de los antibióticos. Conjuntamente el aumento de esta permeabilidad de las membranas bacterianas permitiría la entrada de mas cantidad de antibióticos, lo cual logra vencer su principal mecanismo de defensa que básicamente consiste en expulsar su fármaco de su anterior.



Artículos relacionados:




» »

Laura

Mi nombre es Laura, fanática de las buenas charlas, la música y el cine. Soy una antropóloga capricorniana muy impaciente, justa y coherente. Cuasi adicta a algunos placeres de la vida como escuchar al flaco y ver una buena película; además soy muy alegre, y como siempre digo: rebuscada de manera simple. Ah! nunca me olvido de que: Las flechas que unos ven partir, otros las ven llegar..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *