Saltar al contenido

La vuelta a la democracia en el 83

Hoy en Neet tenemos un domingo muy particular, en donde cada uno tendrá la opción de elegir que hecho histórico le hubiera gustado vivir si podríamos elegir. Personalmente muchos son de mi interés, pero el regreso a la democracia de nuestro país en el 83, y aquel histórico discurso de Raúl Alfonsín frente a miles de personas, se lleva en mi el primer premio.

Para mi es un hecho histórico trascendental para nuestro país, no solo porque Alfonsín -alguien a quien admiré siempre- asumía la presidencia, sino porque también se le ponía fin a un proceso de dictaduras muy cruentas que se venían aconteciendo en nuestro país hace mucho tiempo.

Aquel 10 de diciembre de 1983 Raúl Alfonsín asumía la presidencia del país, poniendo fin a la dictadura que dejó mas de 30.000 personas desaparecidas. Ese día se vivió como una fiesta, y como decía su spot publicitario: más que una salida electoral, una entrada a la vida.

El 30 de octubre, Raúl gano por el 52% de los votos, en el marco de una gran fiesta, no solo de los radicales, sino también de todos los argentinos.

El 10 de diciembre leyó un extenso mensaje ante la Asamblea Legislativa, luego se trasladó a la Casa Rosada donde recibe los atributos de mando y posteriormente él y sus ministros tomaron juramento. Pero lo mejor fue cuando desde los balcones del Cabildo, ante una multitud, dió un discurso augurando un periodo de 100 años de libertad, paz y democracia.

Algunos fragmentos del discurso decían:

”Me comprometo nuevamente a trabajar junto con todos ustedes para concretar los objetivos que hemos pregonado por toda la extensión de la geografía argentina, y hacer ciertos esos objetivos que los hombres que nos dieron la nacionalidad nos presentan como un mandato que ahora sabemos está al alcance de nuestras manos…Entre todos vamos a constituir la unión nacional, consolidar la paz interior, afianzar la justicia, proveer a la defensa común, promover el bienestar general y asegurar los beneficios de la libertad para nosotros, para nuestra posteridad y para todos los hombres del mundo que deseen habitar el suelo argentino”.

Sin dudas me hubiera gustado estar presente ese día ahí entre esa multitud, viviendo esa fiesta nacional, festejando que la democracia volvía y que a aquellas época dictatoriales le diríamos entre todos “NUNCA MAS”.

Los dejo con el video para que se emocionen un poco…