Las escuelas matan la creatividad

Anuncios patrocinados


Hoy tenemos un sábado divertido, en donde cada uno elegirá una charla TED que le parezca más pertinente a su sección o haya gustado/interesado por algo Particular.

TED (tecnología, entretenimiento y diseño), es una organización sin fines de lucro, que se dedica a las “ideas dignas de ser difundidas”. Es conocido mundialmente tanto por su congreso anual como por sus charlas, que incluyen muchos temas como: ciencia, educación, arte, tecnología, entre otros temas. Lo que buscan esta charla no es solo educar, sino también hacernos pensar, y aportan un granito de arena para poder cambiar algo en el mundo, desde un pensamiento o una actitud por ejemplo.

En estas conferencias y charlas han participado personas muy reconocidas –de todos los campos- a nivel mundial; desde presidentes, premios Nobeles, artistas, entre otros son parte de TED.

Ya hay más de 900 charlas disponibles en línea para que puedas ver o descargar, pero particularmente –y debido al contenido de NeetEscuela-a mí me llamo la atención una que brindó Sir Ken Robinson, quien es educador, escritor y conferencista británico. Es doctor en educación por la Universidad de Londres, y es un experto sobre todo en temas que relacionan la educación y la creatividad.

En la charla  Las escuelas matan la creatividad”, Ken habla sobre la importancia de la creatividad, de los errores para poder avanzar y de la libertad de enseñanza y aprendizaje, y todo lo hace utilizando increíbles palabras y anécdotasdivertidas, lo cual hace que los 19 minutos no parezcan suficientes.

En este sentido cuando la vi, me quede con ganas de escucharlo más, me gustó como propone hablar sobre temas tan complejos como lo es la educación y la creatividad, y la importancia de no matar la creatividad de los chicos durante la escolarización. Los dejo con la charla, espero que la disfruten tanto como yo.

 

 

 

 



Artículos relacionados:




Laura

Mi nombre es Laura, fanática de las buenas charlas, la música y el cine. Soy una antropóloga capricorniana muy impaciente, justa y coherente. Cuasi adicta a algunos placeres de la vida como escuchar al flaco y ver una buena película; además soy muy alegre, y como siempre digo: rebuscada de manera simple. Ah! nunca me olvido de que: Las flechas que unos ven partir, otros las ven llegar..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *