Las invasiones Bárbaras

Anuncios patrocinados


descarga (81)Nuestro objetivo de hoy es brindarte toda la información que consideramos necesaria acerca de las invasiones bárbaras, características del siglo IX y X. Veamos de qué se trata esto.

Europa occidental, entre los siglos IX y X, atravesó una época de fuertes invasiones de pueblos no cristianos: musulmanes, vikingos y magiares llegaron al continente sin miras de abandonarlo. Asimismo, la Europa cristiana logró mantenerse y con el paso del tiempo pudo asimilar la presencia de los pueblos extranjeros dentro de su propia civilización, aunque con los musulmanes se veía todo más complicado.

  • MUSULMANES Y MAGIARES. A comienzos del siglo VIII terminó la gran oleada masiva e invasiva de musulmanes en Europa occidental, y en ese mismo momento fueron quienes comenzaron a construir bases navales en territorios del norte de África, España y Galia para, finalmente en el siglo IX, llevar adelante nuevos ataques en el Mediterráneo.

    Primero fueron por las costas sureñas de Europa, sobre todo por Italia, amenazando a Roma en el año 843. En el año 827 habían ya invadido Sicilia, logrando ocupar toda la isla. Fueron también los musulmanes quienes destruyeron las defensas carolingias en España.

    Por otro lado estaban los magiares, procedentes de Asia occidental. Los mismos comenzaron atacando a los búlgaros pero recibieron un contraataque que los llevó a emigrar hacia Europa occidental y central. Allí residieron en Hungría hasta que, en el año 955, fueron derrotados en la batalla de Lechfeld, en Alemania.

barbaros02

 

  • VIKINGOS. Los ataques más poderosos y de mayor alcance fueron llevados a cabo por ellos, los vikingos. También conocidos como northmen, los mismos formaban parte de un pueblo germano con base escandinava.

    Si bien los historiadores aún no logran determinar cuáles fueron las razones de su desplazamiento y ataque, las explicaciones se acercan a una cuestión de sobre-población en su zona y a un gran amor por las hazañas y aventuras en busca de rutas comerciales.

    Guerreros por vocación, los vikingos eran creadores de sus propios armamentos y naves, además de ser grandes marinos con la mejor artillería del momento. Las naves vikingas transportaban alrededor de cincuenta hombres. Tenían bancos de remos y una sola y enorme vela. Fue con ellas con que navegaron y atacaron los ríos europeos.

 

barbaro03






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *