Saltar al contenido

Ley de Muerte digna

A la izquierda, Selva Herbón una de las promotoras por la aprobación de la ley.

Hace unos días en nuestro país se aprobó una ley por la cual se venía luchando hace mucho tiempo: La ley de Muerte digna. El puntapié inicial lo dio Selva Herbón, quien hace 3 años tuvo una hija que nació muerta y tras una reanimación la niña volvió a la vida; desde entonces permanece conectada a un respirador y es alimentada de manera artificial. La madre de la niña pidió que se le retirara el soporte vital pero los médicos se negaron, ante esta situación llevó su pedido al Congreso de la Nación para lograr alcanzar una ley que le permitiese una muerte digna a su hija.

Quizás se tengan varias dudas acerca de esta, algunos la confunden con la eutanasia, y otros no están de acuerdo con la misma, más que nada por cuestiones morales o religiosos.

La lay habilita a rechazar los tratamientos que prolonguen artificialmente la vida, y el consentimiento podrá ser dado por el paciente o por sus familiares. A continuación te vamos a dar algunas claves para entender mejor esta ley:

-No es eutanasia sino que se trata de ponerle un punto final a la vida cuando ya no es tal. Tenemos que recordar que la eutanasia consiste en que un tercero cause la muerte de un enfermo por medio de la administración de una droga o tóxico en dosis mortal, esto no está permitido en el país. La muerte digna se refiere, en cambio, a que un paciente terminal pueda rechazar la aplicación de ciertos procedimientos médicos.

-Aun no está vigente;  fue aprobada por la Cámara de Senadores, ahora debe ser reglamentada y promulgada por el Poder Ejecutivo (aproximadamente 60 días)

– Con la implementación de esta, se podrá realizar una directiva anticipada; esto quiere decir  dejar por escrito (ante la ley y con 2 testigos,) qué tratamientos se está dispuesto a aceptar y cuáles no. Se aplica en pacientes terminales o permanentemente inconscientes, y puede ser revocado o modificado en cualquier momento.

-Los médicos no pueden oponerse.

Tenemos que tener en cuenta que esta no resuelve por ejemplo, que todas las personas conectadas a máquinas de soporte vital van a ser desconectadas, o que las personas con una enfermedad terminal tengan que tomar la decisión de morir. Esta ley solo les da la posibilidad a estos individuos de morir dignamente o de no recibir tratamientos o medicación si así no lo desean.

Un dato no menor es que la provincia de Rio Negro fue Pionera en la aprobación de esta en el 2007; y la misma rige ya en países como Holanda, Bélgica, Suiza y Colombia.

Podemos afirmar que la aprobación de esta ley ha provocado muchos debates postergados, con un abanico de diferentes opiniones todas respetables. Pero, sin duda, debemos recordar que “La vida es un derecho y no una obligación”.

 

 

El derecho a la muerte digna ya es ley