Saltar al contenido

Los climas en América

Nuestro continente americano es uno de los más ricos en diversidad de paisajes y recursos. Esto no es casualidad, ya que el continente se extiende por todo el hemisferio sur y el hemisferio norte, por lo que poseemos una enorme cantidad de climas distintos, y eso es justamente lo que nos compete hoy. Los climas en América son muchos, pero trataremos de describirlos de manera sencilla.

El continente americano posee una enorme cantidad de climas distintos, generados por diversos factores.

Mapa de los climas de América

  • Los climas cálidos se extienden por América Central, el Caribe y gran parte de América del Sur. Sus características principales son: baja amplitud térmica, temperaturas medias anuales elevadas y precipitaciones abundantes todo el año. A su vez, los climas cálidos varían mucho y por eso se lo sublasifican en: ecuatoriales, subtropicales y tropicales, con o sin estación seca.
  • Los climas templados se desarrollan en las latitudes intermedias. Sus características son: temperaturas mediares amplitudes térmicas que en los climas cálidos, especialmente en las áreas alejadas de las costas. Debido a esto último, los climas templados se dividen en templados océanicos y continentales.
  • Los climas fríos se ubican en las latitudes más altas y predominan en gran parte de américa del Norte y en el extremo meridional de América del Sur. Veranos cortos e inviernos penetrantes. Suelen poseer una alta amplitud termica.

América del Sur alberga una gran variedad de climas: la humedad cálida de la Selva Amazónica, el frío seco de la Patagonia, la aridez del Desierto de Atacama, los vientos de la Tierra del Fuego. Esto se debe a:

  1. La amplitud de latitudes que ocupa el continente.
  2. La diferencia de temperaturas que existen entre el océano Pacífico (más frio) y el Atlántico (más cálido)
  3. La Cordillera de los Andes, que debido a su altura funciona como un «biombo climático»