Saltar al contenido

Los límites en la construcción

construcciones en ciudades
Límites en la construcción

En este día temático vamos a hablar sobre los límites. Es así que mis compañeros ya escribieron varios artículos interesantes hablando sobre los límites en distintas cuestiones. Emmanuel escribió sobre los límites en la tecnología y las aplicaciones y Bruno habló sobre los difusos límites en la tecnología.

Yo voy a inclinar mi artículo a escribir sobre los limites en la construcción. Las construcciones en la ciudades han cambiado la composición de las mismas y su forma. Pero ¿hasta que punto esto es bueno? ¿no habrá que ponerle algún límite?. Es ahí donde aparece la discusión sobre si hay que seguir construyendo de esta manera o ponerle un freno a la situación.

Hay ciudades en las que la parte histórica cumple un papel fundamental y es por eso que es importante preservarla. Para poder hacer esto, muchas ciudades han puesto límites en al construcción para que estos edificios no puedan ser destruidos y que no se vean opacados por la construcción de edificios de grandes alturas a sus alrededores. Muchos edificaciones antiguas son protegidas para mantener sus fachadas que son una muestra de como eran las ciudades hace varios años.

protestas contra los edificios
Manifestación de los vecinos

Un articulo muy interesante en el diario clarín explica los límites a la construcción de las torres. Si quieres entrar y leerlo usa este enlace: artículo de clarín. Estos límites fueron producto de la saturación de los servicios. Muchos barrios no están preparados para poder abastecer a la cantidad de gente que vive en los edificios. La construcción de un edificio significa un incremento considerable en la utilización de los servicios y si no se reglamenta su construcción, muchos vecinos se pueden ver afectados por la falta o mal funcionamiento de los servicios.

Otro de los limites muy importantes en las construcción es la preservación de espacios verdes. Los espacios verdes son vitales para el cuidado del medio ambiente. Funcionan como el pulmón de las ciudades y también como espacios de diversión y esparcimiento. Es por eso, que muchas ciudades han reglamentado la destrucción de los mismos.

En este vídeo se muestra un informe sobre la preocupación en una ciudad española sobre el avance de la construcción sin límites: