Saltar al contenido

Mao Tse-tung

Mao Tse-tung fue un estadista y político Chino, nació en 1893 en una familia de trabajadores rurales, y es así que se crió en ese ambiente, siendo solo funcional a su familia en la medida en que pudiera colaborar en lo agrícola. Esto incluso provoca que a los 13 años tenga que dejar sus estudios.

Cuando el joven deja la casa paterna decide entrar a la escuela de Magisterio en Changsha, y es por ese entonces que entra en contacto con las ideas del pensamiento occidental. Posteriormente entra al ejército Nacionalista y estaría ahí solo medio año, ya que regresaría a Changsha donde sería nombrado director de una escuela primaria.

Luego trabajaría en la Universidad de Pekin como bibliotecario, lo que provoca que empiece a leer varios autores que modificarían su futuro, y que serían claves para la revolución China: Li Dazhao y Chen Duxiu.

Mao comenzaría a interesarse e involucrarse en movimientos políticos, ya el 4 de mayo de 1919 cuando estalla en Pekin una revulta estudiantil contra Japón, este tomaría parte activa. Incluso esto hace que dos años después participe en la creación del Partido Comunista, y cuando forman una alianza con el Partido Nacionalista quedaría como responsable de la organización.

Preocupado por la situación de los campesinos, entiende que había que promover cambios estructurales en el país, aunque la alianza con los nacionalistas se quiebre y la revolución campesina sea luego reprimida. En este contexto Mao huye a una región montañosa de Jiangxi, y desde ahí dirige la guerra de guerrillas contra Jiang Jieshi, y es asi que el Ejército rojo (comunista) empieza a ocupar alternativas diferentes en diversas regiones del país.

En 1931 se proclama la nueva república soviética en China y Mao es elegido presidente, en su mandato centraría toda su atención en el campesinado. Pero a pesar de estas victorias, en 1934 Jiang Jieshi consigue cercar al ejército rojo y Mao, por ende, emprende lo que se llamo la Larga Marcha.

Tras la segunda Guerra se reanuda la guerra civil, y hay una victoria progresiva nuevamente del comunismo, hasta que finalmente el 1 de octubre de 1949 se proclama de modo oficial la República Popular de China, con Mao como presidente.

En 1959 deja su cargo como presidente aunque conservaría la presidencia del partido; desde este puesto se ocupa de promover una campaña de educación socialista, conocido como la Revolución Cultural Proletaria, logrando reorganizar el partido de la mano de la juventud,

Fallece en 1976, dejando sus ideas y su legado.

Vía: Biografías y vidas