Métodos de examen en la educación argentina

Anuncios patrocinados


Hoy vamos a volcarnos un poco más a lo académico, poniendo el foco en las instancias de evaluación que tiene nuestra educación.  Las mismas son características y diversas en cada país, ya que dependen de los sistemas educativos a lo que responden, pero acá nos interesan más que nada las propias para poder debatir y preguntarnos si son utilizadas correctamente, o si estas son suficientes para evaluar el conocimiento.

En Argentina hay varias herramientas que se utilizan a la hora de evaluar cuanto conocimiento has adquirido en determinada materia.  Las más usadas son:

-Las pruebas escritas: donde el profesor plantea ciertas preguntas que deben ser respondidas correctamente, según los criterios de cada docente

-Los orales: el alumno expone ciertos temas delante del profesor y sus compañeros. Se tienen en cuenta la expresión, la gestualidad y el manejo de contenidos.

Coloquios: es un oral pero que se toma en grupos, donde todos aportan y debaten acerca del tema requerido

Parciales domiciliarios: El docente propone un cuestionario de preguntas o consignas que el estudiante debe responder en su domicilio para una fecha determinada.

Múltiples opciones: no es muy utilizado en nuestro país, pero por ejemplo es el más usado en Estados Unidos. En el mismo hay varias opciones para una sola pregunta y el alumno tiene que marcar la que considera correcta.

Además de esto cada docente evalúa en la cotidianeidad el desempeño de cada estudiante tanto en responsabilidad, compañerismo, comprensión, entre otros.

Obviamente esto debería de ser así, pero muchas veces no se corresponde con la realidad. Como bien vemos todos los días el sistema educativo argentino tiene muchas ventajas como la gratuidad, pero también muchas desventajas. Entre las mismas encontramos el pésimo estado edilicio de algunas instituciones, los bajos sueldos de los docentes, y otras cuestiones que en su conjunto opacan un poco la educación argentina.

Si bien sigo sosteniendo que la misma es muy buena, hay muchas cosas para mejorar y nuevos desafíos,  y quizás uno es el modo de evaluar a los chicos. Los sistemas rígidos y cerrados de evaluación para mí ya no son las mejores herramientas, por el contrario en los tiempos que vivimos la educación también debería a adaptarse a lo que este mundo moderno nos ofrece.

Con esto me refiero no solo al uso de las nuevas tecnologías, que no basta con una computadora solamente, sino con aprender todo lo que desde ella y los nuevos programas se puede aprovechar. Además sería mucho mejor manejar un sistema de evaluación que se oriente a contemplar varias variantes y estrategias; y comenzar a tener en cuenta aspectos que muchas veces se ignoran, y que no solo se relacionan con saber a la perfección o no el contenido de un módulo.

 

 



Artículos relacionados:




Laura

Mi nombre es Laura, fanática de las buenas charlas, la música y el cine. Soy una antropóloga capricorniana muy impaciente, justa y coherente. Cuasi adicta a algunos placeres de la vida como escuchar al flaco y ver una buena película; además soy muy alegre, y como siempre digo: rebuscada de manera simple. Ah! nunca me olvido de que: Las flechas que unos ven partir, otros las ven llegar..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *