Saltar al contenido

Mi historia rumbo a la ingeniería

ladrillos de juguete
Casas con ladrillitos

En este temático de este día sabado vamos a hablar sobre la historia. Pero la historia desde un lado distinto, ya que cada uno va a contar su historia relacionada con el tema del que escribe cotidianamente. Por ejemplo Emmanuel escribió sus historia personal con las descargas y Piero escribió el artículo llamado, Jamas fui a la música, ella me encontró. Yo voy a contarles un poco mi historia de como surgió mi pasión por las construcciones y las casas.

Desde muy pequeño sentí una gran admiracion por lo que mi viejo hacía. El es ingeniero civil y como consecuencia, se dedica a la construcción de distintas edificaciones. No es casual que uno de mis juegos preferidos de la infancia eran los ladrillitos con los que armaba casas tardes enteras. Era cuestión de armar una nueva y desarmarla ya pensando en que cosa nueva podía construir. Así comienza mi historia como constructor e ingeniero civil.

Ya mas de grande empecé a pedirle a mi papá a ver si podía ir a las obras con él. Viajé a muchos lados donde mi papá tenía obras acompañándolo y siempre preguntando sobre todo para ir aprendiendo. Conocí una gran cantidad de obras y fui aprendiendo muchas cosas de chico que hoy en día me están sirviendo en la facultad. Era muy chiquito y ya me mezclaba con los trabajadores mucho más grandes que yo que me explicaban cosas y me trataban muy bien.

Cuando cumplí 13 años le pedí a mi viejo si podía empezar a trabajar con mi abuelo. Mi abuelo trabaja para mi papá en los obradores, que son donde se preparan las cosas para las obras. El asintió, así que todas las mañanas en verano madrugaba para trabajar con mi abuelo. Mas que trabajar, me la pasaba tomando mate y charlando con él, pero de esa manera sentí lo que era estar más metido en la construcción. Mi abuelo me enseñó muchas cosas, y yo siempre lo escuchaba con mucha atención. Era algo que disfrutaba mucho, no lo tomaba como un trabajo, era una forma distinta de aprender sobre lo que yo quería para mi futuro.

Ya cuando termine la escuela, comencé la facultad y creo que no quedan dudas de cual es mi carrera. Estoy estudiando ingeniería civil en la uba y estoy en segundo año. Me queda un largo camino por recorrer pero es algo que disfruto día a día. Ya podré hacer lo que hace mi viejo…