Saltar al contenido

Por qué se producen los Calambres

Lo más probable es que, en algún momento, hayas sufrido de calambres continuos y no necesariamente por ser deportista. Uno muchas veces le echa la culpa a los malos movimientos ejercidos en el momento, pero lo que en realidad no sabe es que muchos factores extras pueden ser los causantes de esos calambres. Por ejemplo, un golpe de calor tiene como síntoma el calambre, y de igual manera la diarrea. Claro, todos en distintas partes del cuerpo pero calambres en fin. A través de este post te contaremos hoy por qué se producen los calambres y cómo sacar esa molestia constante del cuerpo cuando aparecen.

Por-qué-dan-calambres-en-las-piernas

Nunca me había puesto a pensar en qué es un calambre propiamente dicho hasta hoy, que me senté a escribir estas líneas para vos. Veamos cómo explicar todos esos interrogantes que nos surgen al momento de sufrir un calambre y no saber por qué suceden.

Por-qué-dan-calambres-en-las-piernas-1Según la Real Academia Española, un calambre es “la contracción espasmódica, involuntaria, dolorosa y poco durable de ciertos músculos, particularmente de los de la pantorrilla.” Y de este significado partimos a conceptos claves de la medicina, donde se explica también cómo se originan los calambres.

Cuando realizamos algún movimiento concreto, los músculos de nuestro cuerpo se mueven voluntaria e inconscientemente, lo que se dice por inercia. Pero puede suceder que, en algún momento, un músculo o grupo de fibras se contraiga involuntariamente. Es esa contracción la que genera un malestar en la zona llamado calambre.

Los más propensos a sufrir calambres suelen ser los deportistas, quienes se encuentran constantemente trabajando sus músculos y pueden llegar a generar esos movimientos involuntarios de los que hablábamos líneas más arriba. Pero eso es sólo un mito, pues cualquier persona que realice un mal movimiento de cualquiera de sus músculos puede llegar a sufrir calambres.

Por-qué-dan-calambres-en-las-piernas-2

Estudios científicos detallan hoy el cómo y el por qué de la presencia de los calambres en el cuerpo. Los últimos indican que los mismos aparecen cuando se sobre-estimulan los músculos, por ejemplo, cuando se realizan ejercicios y un determinado músculo de la pierna se estimula reiteradamente; el músculo se fatiga y no se relaja como debería.

Existe, en el sistema muscular humano, un arco reflejo que se encarga de mantener las señales de contracción desde y hacia el músculo. Como resultado de esto surge la contracción y el espasmo que, con el tiempo, se convierten en calambres.