Portabilidad numérica

Anuncios patrocinados


En esta entrada vamos a hablar de la portabilidad numérica, que en sencillas palabras es el derecho que tiene un cliente de cambiar de compañía celular, sin perder su número telefónico. Esto es más que importante , imaginate que lo mas engorroso cuando nos compramos un teléfono o cambiamos de compañía es que todos nuestros conocidos sepan nuestro nuevo número, ni hablar de todos los lugares donde dejamos nuestro número como referencia, con esta posibilidad eso se acaba.

Todos los clientes de servicios móviles –independientemente de la compañía o el plan- pueden acceder a este servicio; tiene un costo ya que la Secretaría de Comunicaciones de la Nación dispuso en una resolución cobrarle al cliente hasta un máximo de 100 pulsos telefónicos –es opción de esta cobrarlo o no-.

Comenzar el trámite varía entre los consumidores ya que: si la línea es con abono este debe comenzarlo el titular, si es con tarjeta podrá iniciarlo el titular con documento de identidad y si es una empresa debe llevarlo adelante el apoderado legal de la misma.

Una vez que queramos iniciarlo, se debe ir a la empresa de móviles a la cual queremos cambiarlos y llevar toda la documentación requerida. Esta empresa nos hará completar unas solicitudes y es importante saber que si sos abonado con factura, hay que presentar si o si una factura paga de una antigüedad no mayor a 1 mes.

Iniciado el trámite, puede durar hasta 10 días hábiles en concretarse; igualmente si hay algún inconveniente podes realizar el reclamo correspondiente ante el prestador de servicios portables, si no tenes respuestas alguna o la misma no es satisfactoria, podrás dirigirte a las autoridades de control.

Como veras el trámite es simple, y realmente es una gran ventaja poder conservar nuestro número a pesar de cambiar de compañía.

Vía: Cnc



Artículos relacionados:




» »

Laura

Mi nombre es Laura, fanática de las buenas charlas, la música y el cine. Soy una antropóloga capricorniana muy impaciente, justa y coherente. Cuasi adicta a algunos placeres de la vida como escuchar al flaco y ver una buena película; además soy muy alegre, y como siempre digo: rebuscada de manera simple. Ah! nunca me olvido de que: Las flechas que unos ven partir, otros las ven llegar..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *