Premios Pulitzer

Anuncios patrocinados


El premio Pulitzer es quizás uno de los galardones más esperados por las personas que llevan adelante el periodismo, la ficción, el drama, la fotografía, la poesía, la historia, la biografía o la autobiografía. Este premio se entrega en los Estados Unidos, y se paga con ingresos derivados de un fondo que Joseph Pulitzer creó, y que es administrado por la reconocida Universidad de Columbia.

Pulitzer, el creador de este aclamado galardón, nació en Hungría y emigra  a Norteamérica en 1883, donde compra el diario World de Nueva York. Este periodista marcó una revolución en la manera de hacer periodismo donde usaba ilustraciones, noticias insólitas, historietas, cruzadas contra la corrupción, y un gran suplemento semanal; posicionando al diario como un defensor de causas justas, aunque como todo al ser tan expuesto tuvo admiradores y críticos.

Lo notable de Joseph es que a partir de 1880 comenzó a afrontar una ceguera paulatina, y pasaba la mayoría de su tiempo en una embarcación; lo que lo hizo una persona insólita, legendaria y exótica. Cuando muere, le deja su gran fortuna a la escuela de graduados en periodismo de la Universidad de Columbia.

En su testamento estimuló a la creación de este premio, para alentar a los artistas, periodistas, educadores  y escritores a la excelencia. Cumplida su voluntad los premios comenzaron a entregarse desde 1917, y desde ese entonces nunca se han interrumpido.

Kevin Carter

Quizás una de las historias más cruentas y llamativas es la del fotógrafo Kevin Carter, quien ganó un premio Pullitzer por su fotografía, donde había un niño desnutrido haciendo sus necesidades y al acecho un buitre.

Esta foto fue más que controvertida, recibió el mayor galardón que alguien puede esperar, pero a su vez despertó fuertes debates y críticas que llevaron a Kevin Carter a suicidarse en 1994.

"La niña y el buitre", la polémica foto de Carter

Vía: portal planeta sedna



Artículos relacionados:




» »

Laura

Mi nombre es Laura, fanática de las buenas charlas, la música y el cine. Soy una antropóloga capricorniana muy impaciente, justa y coherente. Cuasi adicta a algunos placeres de la vida como escuchar al flaco y ver una buena película; además soy muy alegre, y como siempre digo: rebuscada de manera simple. Ah! nunca me olvido de que: Las flechas que unos ven partir, otros las ven llegar..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *