Qué es la metamorfosis

Anuncios patrocinados


A lo largo de estas líneas intentaremos explicar hoy qué es la metamorfosis, pensado como un proceso de cambio que se lleva a cabo en muchos invertebrados y anfibios desde que se origina la larva hasta alcanzar el estado adulto. Si pensamos en un significado concreto de la palabra metamorfosis, podríamos decir que se trata, en general, de una mutación, de un cambio o transformación. Veamos en qué consiste dicho proceso y cuáles son los tipos de metamorfosis vigentes.

 

metamorfosis

 

La metamorfosis en insectos y anfibios

Los grupos de animales pueden dividirse en especies sometidas a: metamorfosis completa, metamorfosis incompleta o los no sufren metamorfosis. Para comenzar, partiremos del análisis de cuáles son los animales que sufren metamorfosis y luego diferenciaremos entre la completa y la incompleta.

Entre los animales que sufren metamorfosis, podemos enumerar los siguientes:

  • ANFIBIOS (SAPOS Y RANAS)
  • ARTRÓPODOS TERRESTRES (LANGOSTAS)
  • CUCARACHAS
  • CASCARUDOS
  • ABEJAS
  • AGUACIL O LIBÉLULA
  • MOSCAS
  • MARIPOSAS
  • MOSQUITOS

 

matamorfosis-mariposa

 

En la diferenciación entre metamorfosis completa e incompleta, podemos indicar lo siguiente:

  • METAMORFOSIS COMPLETA. El proceso tiene cuatro etapas: huevo, larva, pupa y adulto.
  • METAMORFOSIS INCOMPLETA. El proceso tiene tres etapas: huevo, ninfa y adulto.

 

Dicho esto, podemos ahora hacer un análisis de los casos por separado.

 

  • Metamorfosis completa

Un ejemplo muy claro de este tipo de metamorfosis son los insectos. Los mismos ponen huevos, de los que nace una pequeña larva con características totalmente diferentes a las de un insecto adulto (se parece, más bien, a un gusano). Esa larva comienza a crecer y se alimenta por sí misma hasta alcanzar un tamaño determinado, en el cual deja de comer y comienza a segregar una sustancia con la que teje un capullo de seda. Allí se encierra y queda inmovilizada, generándose un cambio en su interior. Es esta fase de transformación y encierro lo que denominamos pupa.

 

 

metamorfosis-completa

 

Al finalizar la fase de transformación o cambio, el capullo se abre y sale a la vida un insecto adulto, totalmente diferente al recién nacido. Tiene cabeza, tórax y abdomen, seis patas, antenas y todo lo demás que conocemos de un insecto. Cuando logran sacar sus alas, se aleja volando en busca de pareja para que todo el proceso vuelva a repetirse.

La metamorfosis completa es propia de casi la totalidad de los insectos, quedando resumido el proceso de la siguiente manera:

 

HUEVO – LARVA – CAPULLO – PUPA – ADULTO

 

  • Metamorfosis incompleta

En este tipo de metamorfosis, el insecto -por ejemplo, el saltamontes-, pone un huevo del que sale una cría muy similar al adulto, aunque en tamaño menor y sin alas. Dicha cría recibe el nombre de ninfa, la cual crece y se alimenta por sí misma. Tras varias mudas, las alas de la ninfa comienzan a formarse hasta que finalmente logra volar y reproducirse como un verdadero adulto.

 

metamorfosis-incompleta

 

La metamorfosis incompleta es característica en libélulas, cucarachas, tijeretas, langostas, grillos, piojos y, claro, saltamontes. La misma queda resumida de la siguiente manera:

 

HUEVO – NINFA – ADULTO

 

Al comenzar, decíamos que la metamorfosis es característica de los invertebrados, pero existe un grupo de vertebrados que también experimentan el proceso: los anfibios. Veamos a continuación el ejemplo más claro de rubro, el de las ranas.

La rana hembra deposita sus huevos en el agua, y de allí nacen las pequeñas larvas que se convertirán luego en renacuajos. Éstos no tienen patas, pero sí cola que les permite movilizarse y branquias para respirar. Dichas características comenzarán a cambiar hasta alcanzar las de un individuo adulto: las branquias se convertirán en pulmones, la cola desaparecerá y aparecerán las patas.

 

metamorfosis-anfibios

 

Así podemos decir que los anfibios, como los insectos, sufren una transformación. Pero no todos los anfibios experimentan una metamorfosis tan radical; algunos van a conservar las branquias y la cola durante toda su vida, y otros no desarrollarán nunca las patas. La salamandra, por ejemplo, directamente no sufre ninguna metamorfosis.

En resumen, la metamorfosis de los anfibios es la siguiente:

 

HUEVO – LARVA – RENACUAJO – ADULTO






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *