Qué es la tensión arterial

Anuncios patrocinados


descarga (34)A lo largo de estas líneas te contaremos qué es la presión arterial, también conocida como presión sanguínea. La misma resulta sumamente importante para que la sangre pueda circular por los vasos sanguíneos y cumpla su función, la de transportar oxígeno y nutrientes hacia todos los tejidos del organismo para que el mismo pueda llevar a cabo de manera correcta su actividad.

 

Tipos de tensión arterial 

Podríamos pensar a la tensión arterial como la fuerza que la sangre puede ejercer sobre las paredes de las arterias, siendo más alta cuando el corazón bombea hacia las arterias –presión sistólica-, y más baja entre un latido y otro del corazón –presión diastólica-.

Dependiendo de los valores de tensión arterial, la misma puede ser clasificada en:

  • NORMAL. Los valores de una presión normal rondan entre 90/60, y 130/90 mm de mercurio.
  • HIPOTENSIÓN O TENSIÓN BAJA. En este caso, se produce una caída de 20 mm de mercurio obre los valores normales.
  • HIPERTENSIÓN O TENSIÓN ALTA. Cuando una persona sufre de hipertensión es porque, generalmente, se superan los 140/90 mm de mercurio. La tensión suele elevarse en adultos mayores por endurecimiento de las paredes arteriales.
  • PRE-HIPERTENSIÓN. Este tipo de tensión arterial ha sido incorporada recientemente, determinada entre los valores 130/80 y 140/90 mm de mercurio.

 

images (1)

 

Es muy importante saber que los valores de la tensión arterial pueden sufrir oscilaciones a lo largo del día, a causa de diferentes factores. Esto es lo que definirá luego la existencia -o no- de patologías. Sin embargo, puede suceder que la tensión arterial disminuya o se eleve puntualmente y eso no quiere decir que necesariamente haya un problema de tensión arterial.

images (9)Por ejemplo, el estrés o situaciones peligrosas puede generar cambios significativos en el aumento de la tensión arterial como consecuencia de una elevada adrenalina, factor que contribuye notablemente al incremento del ritmo cardíaco. Contrariamente, la deshidratación, el consumo de alcohol, la ingesta de algunos medicamentos, situaciones de shock, etc. suelen causar una disminución de la tensión arterial.

 






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *