Saltar al contenido

Qué es un colapso nervioso

modelo-femenino-con-pms-colapso-nervioso-9307037Habiendo hablado en alguna oportunidad sobre los impulsos nerviosos y, valga la redundancia, del propio sistema nervioso, hoy es momento de hacer hincapié en un trastorno particular de este sistema, que si bien no es una enfermedad propiamente dicha, puede afectar al ser humano de distintas maneras y generar algunas anomalías no del todo agradables. A través de este post te contaremos entonces qué es un colapso nervioso, produciéndose cuando los nervios llegan a un estado de ansiedad tal que ya no pueden responder como verdaderamente deberían hacerlo.

Podríamos decir que, en realidad, es el propio ser humano el que genera ese colapso nervioso frente a situaciones quizá un poco desbordantes; no son los nervios los causantes de esa alteración. Sí puede existir un cierto potencial que “ayude” a la propagación del colapso nervioso, como por ejemplo, la hipersensibilización de los nervios tras haber bajado notablemente de peso durante un tiempo prolongado. Veamos algunos ejemplos de ello:

  • Estudiantes que trabajan de noche y estudian de día.
  • Trabajadores con jefes exigentes.
  • Madre soltera que tiene que criar sola a sus hijos.
  • Puede resultar luego de causas extremas cercanas como la muerte de un ser querido, pérdida de trabajo, enemistad con gente querida, etc.

Es en situaciones como estas donde el hombre presenta una hipersensibilización de sus nervios, causado quizá por el agotamiento constante o extremo. Todas aquellas personas que sufren colapsos nerviosos están a tan sólo un paso de padecer enfermedades nerviosas, por lo que sería bueno relajarse ante determinadas situaciones que no son realmente estresantes y uno las canaliza como tal.

hqdefault

Si bien no todos podemos llegar a tenemos los mismos síntomas frente a un colpaso nervioso, veamos cuáles son los más frecuentes:

  • Falta de conciliación del sueño.
  • Malas reacciones frente al otro, sin intenciones pero de modo alarmante. Se irrita.
  • Hormigueo en manos y pies.
  • Sensación de quemazón en brazos, espalda y hombro. Calambres y espasmos musculares. 
  • Diarrea o necesidad de orinar con frecuencia.
  • A algunos, el corazón se les acelera o les golpea. Otros sienten dolor bajo el corazón. Estas personas se convencen que están cerca de un ataque cardíaco, pero son los nervios los que entran en juego aquí.
  • Temblor en el cuerpo, fuerte opresión en la garganta; imposibilidad de respirar profundamente.
  • Mareos y sensación de desmayo. Nauseas, fuertes dolores de cabeza.
  • Desaliento y depresión.
  • Agorafobia: temor a los lugares públicos. 

Los padecientes de colpasos nerviosos luchan constantemente contra estos síntomas de los que hablamos más arriba pero, lamentablemente, poco a poco comienzan a desgastarlos hasta dejarlos debilitados y muchas veces, deprimidos.